El portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, ha exigido este viernes responsabilidades "inmediatas" al PP-A, tras conocerse las imputaciones de tres concejales del Ayuntamiento de Tomares (Sevilla), lo que lleva, en su opinión, a que el secretario general del PP-A y alcalde de Tomares, José Luis Sanz, haya pasado de estar "tocado a hundido" en su intención de convertirse en el candidato de los 'populares' andaluces a la Presidencia de la Junta en las próximas elecciones autonómicas.

Posibles delitos
En declaraciones a los periodistas tras un encuentro con representantes de organizaciones agrarias, Jiménez se ha pronunciado así después de que la Policía Judicial requisara este jueves dos ordenadores del Ayuntamiento de Tomares, en una actuación que se ha producido tras la denuncia penal por posibles delitos de malversación y prevaricación interpuesta por la Fiscalía contra el concejal de Presidencia del Consistorio, Eloy Carmona; el concejal de Medio Ambiente, Juan Campos, y la antecesora de este último en el cargo y actual edil Mercedes Fuentes, todos ellos imputados.

El delfín más querido
Mario Jiménez ha considerado que Sanz, "una persona que aspira a ser presidente de la Junta", tiene que dar explicaciones de lo sucedido ante la ciudadanía, así como también el presidente del PP-A, Juan Ignacio Zoido, porque José Luis Sanz es una persona de su "círculo más directo y su delfín más querido". "Alguien tendrá que asumir responsabilidades porque cuando se ha sido tan duro como Sanz y ahora te toca a ti tienes que ser medianamente coherente", ha destacado Jiménez, quien ha advertido de la posibilidad de que estamos ante "el cazador cazado".

Compromete su credibilidad y la de Zoido
El dirigente socialista ha destacado que, según lo que se ha conocido hasta el momento, en el Ayuntamiento de Tomares se han podido cometer presuntas irregularidades y delitos "que tienen como base la firma del secretario general del PP-A", lo que, a su juicio, "compromete la credibilidad y el prestigio político de Sanz y Zoido, que tiene que convocar a los medios para decir, en su capacidad de adelantar el futuro, por dónde va a ir ese procedimiento judicial".

La punta del iceberg
"Algunos mal pensados piensan que la manera en que se produjo ayer la operación en el Ayuntamiento de Tomares fue un recado que vino de Madrid y que esto tiene que ver con los procesos sucesorios que algunas veces que son muy duros y muy difíciles", ha afirmado Jiménez, quien ha planteado la posibilidad de que alguien haya aprovechado la oportunidad "sobre una realidad, que es que el Ayuntamiento de Tomares es una sombra inmensa de posibles actos delictivos".

Los sueldos millonarios de Zoido
Tras mostrar su temor sobre que lo ocurrido en el Ayuntamiento de Tomares sea "la punta de iceberg de un sistema de procedimiento en el que se han respetado escasamente los servicios públicos", Mario Jiménez ha recordado también que hace escasas semanas se ha cuestionado el comportamiento ético como "responsable político" del señor Zoido, "tras conocerse la posibilidad de que haya cobrado sueldos millonarios no declarados al Parlamento y mantenido reuniones en el despacho de Bárcenas con personas que han terminado implicadas en el caso Gürtel".