La retirada la reforma de la ley del aborto está haciendo estragos no solo en miembros y votantes del PP sino también en responsables de la Iglesia católica, desde obispo a sacerdotes. Un ejemplo notorio lo vemos en la localidad malagueña de Nerja. Allí,  el cura de la iglesia de El Salvador, Andrés Pérez,  ha desbarrado duramente contra el PP, el Gobierno y el propio Mariano Rajoy desde su muro de Facebook.

Rajoy: Un "pelele maricomplejines"
"Votar al PP es un pecado tan grave como el aborto". Esa es una de las frases que el cura de Nerja -curiosamente el municipio donde tiene casa y desde hace muchos años veranea la familia Gallardón- insertaba en Facebook. Junto a ese texto y dentro de una soflama antiabortista en la que carga especialmente contra el Gobierno y contra Mariano Rajoy,  al que calificaba de "pelele de presidente" y "maricomplejines".

"Rajoy no tiene vergüenza"
El diario "Sur" de Málaga informa de este hecho y aporta más detalles sobre esta polémicas aseveraciones hechas por el sacerdote en las redes sociales. Rápidamente la noticia se ha extendido por las redes sociales haciéndose eco algunos medios locales y comarcales. El cura, tras recibir  la llamada del diario malagueño para conocer si ratificaba lo publicado por ese medio en relación a sus afirmaciones se negó a hacer declaraciones alegando que no tenía "nada que decir". En paralelo Andrés Pérez borraba de su muro el texto en el que podía leerse: "Esto es lo que nos ha hecho el pelele de presidente que tenemos a todos los que esperábamos la nueva ley del aborto que prometió. Este señor, que es un ‘maricomplejines’ que diría otro con razón, no tiene vergüenza".

Con una tablet controla las misas
Se da la circunstancia de que este sacerdote es un usuario habitual de las redes sociales y de internet. Como muestra cabe reseñar que utiliza una tablet en sus misas, mediante la cual controla la megafonía y doce pantallas de televisión instaladas en su iglesia desde hace dos años. Lee a través de ella los textos litúrgicos y controla la música durante la celebración. "Algunos decían que el cura hacía magia porque tocaba algo y sonaba la música en el momento de la comunión", relataba Pérez hace meses. Incluso realiza cursos prematrimoniales en Power Point o da misas en inglés que se ofician los domingos para los extranjeros residentes en la localidad costera.

Repaso a Aznar y a Zapatero y situación de Cataluña
Pero no solo se queda fuera de sus declaraciones hostiles el actual presidente del Gobierno sino que  también carga contra los ex presidentes Aznar y Zapatero, aunque evita llamarlos por su nombre. "Porque esta crisis empezó con el España va bien del tío del bigote, que nadie se engañe" afirma en alusión a Aznar. También ataca al actual presidente del PP por la situación de Cataluña: "no hace nada contra aquellos que quieren romper la unidad de España, contra los de su partido y de la oposición que han robado a las arcas públicas, ni contra los sindicatos que han falseado, mentido y robado".

Reincidente: La conspiranoia del 11-M
Este sacerdote es reincidente en usar las redes sociales para hacer comentarios políticos cercanos al integrismo y a la extrema derecha. De hecho el pasado 11 de marzo, coincidiendo con el décimo aniversario de los atentados de Madrid, Pérez escribió un texto en su muro de Facebook en el que pedía "reabrir la investigación para localizar a los autores intelectuales de la matanza". De nuevo, al igual que ha hecho ahora, cuando recibió la llamada de la prensa lo borró.

Conocido como el "cura Apple", tiene cuentas de Twitter, Facebook y Tuenti
Según ha podido conocer ELPLURAL.COM,  predicar el Evangelio en Facebook y oficiar misa con una tableta son métodos habituales de este sacerdote, aficionado confeso a las nuevas tecnologías y con cuenta en varias redes sociales. Su fama es tal que ha protagonizado reportajes televisivos y entrevistas a periódicos donde se le ha calificado como el "cura Apple". Ordenado en el año 2000, este cura tiene perfiles en Facebook, Tuenti y Twitter, pero es la primera de estas redes la que más emplea, "casi exclusivamente, para introducir contenido religioso". Pérez defendía en 2012 a Facebook como "una herramienta útil para la función pastoral", ya que su interactividad posibilita que "la gente me diga que han leído un pasaje que les ha ayudado en sus vidas". Lo que callaba es que también puede utilizarse para verter improperios políticos de sesgo ultraconservador.