La mancha de los EREs irregulares se extiende fuera de Andalucía. Según distintas informaciones derivado de un atestado de la Guardia Civil con motivo de la segunda fase de la operación 'Heracles' habría altos cargos públicos de la Junta de Castilla y León gobernada por el Partido Popular. Estas informaciones dejarían a los populares sin el argumento que culpabiliza de lo acontecido a los socialistas andaluces pues por un lado lo extiende a otras comunidades y en concreto a una, que como Castilla y León, está regida por el PP desde hace años.


Vitalia ofrecía dinero
Según un informe de la Guardia Civil sobre los ERE fraudulentos en Andalucía altos cargos de la Junta de Castilla y León pudieron recibir regalos de la mediadora Vitalia, que "iba ofreciendo dinero a todos los actores que participaban en la tramitación de los expedientes".


Regalos en 2007
El exdirector general de Vitalia Antonio Albarracín, que estuvo varios meses en prisión dentro del caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos, "podría" haber dado regalos en el año 2007 a "personas relacionadas con los procesos de reestructuración de plantillas", como altos cargos de la Junta de Castilla y León, sindicalistas de CCOO y UGT y empresas, además de al exdirector general de Trabajo Francisco Javier Guerrero, a sus secretarias o al exdelegado provincial de Empleo en Sevilla Antonio Rivas.


Informaciones de la Guardia Civil
En un atestado elaborado por la Guardia Civil con motivo de la segunda fase de la operación 'Heracles', al que ha tenido acceso Europa Press, los agentes ponen de manifiesto que, según la información facilitada a este respecto por la Policía Autonómica de Cataluña, en los registros realizados en Barcelona se obtuvo un archivo informático denominado 'Regalos_SrAlbarracín2007xls' "en el que se recoge un listado de personas que podrían haber sido destinatarios de regalos, de los que se desconoce su descripción".


Cargos" de la Junta de Castilla y León
Entre los supuestos destinatarios de esos regalos" estarían Guerrero -que habría recibido un regalo "especial"-, sus secretarias María Ángeles Gala y Rocío Sayago, Antonio Rivas, y representantes de distintas empresas como DHUL, Cortefiel, Induyco, Altadis o TPI, así como "cargos" de la Junta de Castilla y León, y más en concreto el director general de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales, Miguel Ángel Díez, y la jefa de servicio de Relaciones Laborales, María Valle.

También "podrían" haber recibido regalos responsables de las compañías aseguradoras Vitalicio y Winterthur y un despacho de abogados, en concreto Sagardoy Abogados.