La secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz, ha querido dejar claro, tras algunas informaciones que hace unos días apuntaban la posibilidad de que asumiera una responsabilidad en el partido a nivel federal, que está centrada en que los socialistas ganen las elecciones autonómicas de marzo y para ello se va a "dejar la piel".

El congreso de febrero
Díaz ha manifestado que para todos los socialistas andaluces, la prioridad ahora mismo son las elecciones autonómicas, lo que no quita que participemos en el debate nacional que se va a desarrollar en el congreso de febrero, aportando "lo mejor de nosotros mismos, sabiendo que los ciudadanos lo que quieren escuchar de nosotros no es tanto saber qué cargos va a ostentar cada uno de los dirigentes socialistas, sino si hemos tomado nota de lo que nos dijeron en las urnas el 20N y si nos pueden devolver esa confianza que nos han retirado".

Un proceso" participativo y libre"
Preguntada sobre si habrá alguna directriz de la dirección andaluza a los delegados en el congreso federal para que apoyen una candidatura determinada a la secretaría general, Susana Díaz ha respondido que los socialistas cuenta con un proceso "participativo y libre, donde es importante que los militantes opinen desde las agrupaciones locales hasta que lleguen al congreso federal". "Hemos pedido esa participación y esa libertad y cuando llegue el momento, la dirección regional, lógicamente, se manifestará con un respeto absoluto a la libertad de la organización", ha indicado Díaz.

Lo mejor para el país y el partido
 En cualquier caso, ha expresado que en un congreso con varios candidatos lo importante es que "se salga con unidad". Ha querido dejar claro que cuando hablan de unidad no quieren decir que solo tenga que haber un candidato, sino que el debate sea libre, pensando en lo mejor para el país y el partido, y "que después tengamos la fortaleza de seguir unidos, aunque haya sido un debate entre distintos candidatos", como ocurrió en el XXXV congreso.

Decisión personal
Preguntada sobre si Alfredo Pérez Rubalcaba sería un buen secretario general del PSOE, ha señalado que ha sido un buen candidato, que se ha dejado la piel en esta campaña electoral, y, sin duda, su trabajo en un momento difícil se lo reconoce la organización. A partir de este momento, según ha apuntado, "es una decisión que él personalmente tendrá que tomar, si se presenta o no, igual que cualquier otro compañero que desee hacerlo".

Todos los socialistas somos compañeros de partido
Para Díaz, cualquier compañero o compañera de cualquier territorio de España, está legitimado para optar a ser secretario general del PSOE. "No podemos hacer valoraciones por el sitio donde uno haya nacido, donde viva o donde milite", según la número dos del PSOE-A, que ha insistido en que  considera a todos los socialistas, sean de la comunidad que sean, como compañeros de este partido, con todos los derechos a elegir y a ser elegidos candidatos o secretarios generales del PSOE.

Fortaleza del PSOE-A
 Asimismo, Díaz ha manifestado que de cara al congreso federal son conscientes de la fortaleza del PSOE de Andalucía no solo por el tamaño de la organización, sino porque es la organización territorial que más votos aporta al conjunto de España.

Una ejecutiva que sea lo que los ciudadanos esperan de nosotros
"Vamos a trabajar para que ese congreso sea una oportunidad más de devolvernos la confianza de los miles de españoles que nos la retiraron el pasado 20 de noviembre", según Díaz, quien ha abogado, en línea con lo manifestado por el secretario general del PSOE-A, José Antonio Griñán, por que del congreso salga una ejecutiva paritaria, intergeneracional y compuesta por gente competente que responda a lo que los ciudadanos esperan de nosotros.

Los ciudadanos nos han dejado un mensaje  el 20-N
Preguntada sobre si el PSOE-A va a poner nombres sobre la mesa para esa futura Ejecutiva Regional, ha manifestado que lo primero que tendrán que ver es quién va a optar a la secretaria general del partido. Respecto a si ya debería salir alguien diciendo que quiere optar a la secretaría general, ha manifestado que este es un proceso que necesita reflexión, tiempo y que lo hagamos con sosiego, sabiendo que los ciudadanos han dado un mensaje en las urnas el 20 de noviembre y que hay que responder a ese mensaje.Asimismo, ha insistido en que el PSOE no centra el debate en estos momentos en los puestos, sino en que los ciudadanos nos han dado un mensaje el 20N ante el que hay que responder.

"No es el momento de discutir ni de cargos y puestos"
 "No creo que este sea el momento de discutir exclusivamente sobre cargos y puestos, sino sobre lo que interesa a los ciudadanos y sobre el futuro que tienen si confían en el PSOE en Andalucía y en el resto de España", ha apuntado Susana Díaz, quien ha garantizado que los socialistas solo abordarán el debate sobre nombres y puestos cuando llegue la hora de plantear la representación territorial de cada una de las federaciones.