Como estaba previsto por las declaraciones previas de los dirigentes andaluces tanto de Podemos, Ciudadanos como de Partido Popular e Izquierda Unida, la tercera votación para dilucidar la investidura de la actual  presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz, ha terminado con el no de estas tres fuerzas políticas. En contra de lo que dicta el refrán "a la tercera no ha podido ser la vencida".

Sesión muy rápida
El Parlamento de Andalucía, en un sesión muy rápida ha rechazado de nuevo y ya por tercera vez, la investidura de la candidata socialista, Susana Díaz, como presidenta de la Junta, al recibir 62 votos en contra del PP, Podemos, Ciudadanos e IU, frente a 47 a favor del PSOE.

Incógnita sobre la fecha de la nueva votación
A diferencia de las dos ocasiones anteriores, el presidente de la Cámara regional, Juan Pablo Durán, no ha anunciado una nueva fecha para la votación, que "será indicada por la presidencia", con lo que previsiblemente se producirá después de las elecciones municipales del 24 de mayo.  La lógica política indica que los intereses electorales de los partidos de la oposición seguirían primando. De esta manea las fuerzas políticas no desean "mojarse" hasta después de conocer los resultados de los comicios locales.

Serias advertencias de Susana Díaz
La diferencia con las dos sesiones anteriores es que la presidenta en funciones, candidata y secretaria General del PSOE-A, Susana Díaz ha pasado a la ofensiva. Lo ha hecho minutos antes y  a sabiendas de que el resultado estaba más que cantado.

"Andalucía no será un cromo de nadie"
En unas declaraciones realizadas 15 minutos antes a su Grupo Parlamentario Socialista, Díaz ha advertido en tono grave que no va a "permitir" que Andalucía sea "un cromo de nadie" el 24 de mayo, en referencia a los comicios municipales, y ha recalcado que si Andalucía tiene que celebrar unas nuevas elecciones autonómicas se hará.

"La votación la van a perder los andaluces"
Sobre la votación que comenzaba quince minutos después, Diaz ha reflexionado junto a su parlamentarios que no va "a permitir que Andalucía sea un cromo de nadie, quien piense eso se está equivocando, si hay que ir a unas elecciones se va, si alguien no las teme es el PSOE ni esta candidata", ha recalcado. "Hoy tampoco vamos a ganar la votación, pero tampoco ellos, la van a perder los andaluces", ha lamentado la candidata, cuyas declaraciones han sido acogidas con aplausos.

Un presidente del Gobierno partidista
La dirigente socialista ha asegurado, además, que no esperaba que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se "comportara como líder del PP", sino "como presidente de nueve millones de andaluces", y ha espetado: "Como han tenido un mal resultado le dice a los andaluces, castigándolos, que van a tener que esperar".