En rueda de prensa, Jiménez ha indicado que al PP-A no le gusta el Presupuesto andaluz del próximo ejercicio porque los populares andaluces forman parte de la estrategia de "desmontaje del Partido Popular español del estado del bienestar". "No le gusta lo que cuenta el Presupuesto de Andalucía porque significa reactivación económica, y apoyo a los sectores productivos y a las familias andaluzas", ha apuntando.

Lo tienen "complicado"
Ha indicado que una vez que se ha presentado el Presupuesto andaluz para 2012, los gobernantes de las comunidades del PP lo tienen "complicado para no quedar como unos insumisos irresponsables ante los ojos de sus ciudadanos; para no quedar todavía más en evidencia que no quieren enseñar sus vergüenzas presupuestarias a los ciudadanos de sus comunidades, y para no quedar como unos trileros de la política".

Lección de austeridad
Con sus Presupuestos para 2012, según Mario Jiménez, Andalucía ha dado una "lección de austeridad y de rigurosidad a la hora de hacer el presupuesto, y de que es posible apostar por la reactivación económica y por el empleo sin tocar ni un pelo al estado del bienestar en nuestra comunidad".
Jiménez ha recalcado que, frente a la "insumisión presupuestaria" de las comunidades del PP, el Gobierno andaluz, al elaborar el Presupuesto de 2012, ha actuado con "responsabilidad, con seriedad, con honradez, con transparencia y cumpliendo con sus obligaciones".

El que Andalucía necesita
Se ha mostrado convencido de que se trata del Presupuesto que Andalucía necesita en estos momentos. "Es austero, restrictivo y coherente con el momento económico", según ha apuntando Jiménez, quien ha insistido en que se apuesta claramente por la recuperación económica y por el empleo, "sin poner en peligro el estado del bienestar".

"Compromiso con las familias andaluzas"
"Frente a la agresión bestial del PP contra la educación y la sanidad pública, hay un compromiso ineludible del Gobierno de José Antonio Griñán con las familias andaluzas, priorizando en el Presupuesto la educación, la sanidad y los servicios sociales, como la dependencia", ha sentenciado el dirigente socialista.