La polémica ha rodeado a la denominación de un nuevo hospital en la capital granadina. La cuestión ya ha sido zanjada por la titular de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andlucía, María José Sánchez Rubio. La consejera ha confirmado que el nuevo centro del Parque Tecnológico de la Salud se llamará Alejandro Otero, en honor al exrector de la Universidad de Granada y Catedrático de Ginecología de la Facultad de Medicina, quien además falleció en el exilio mexicano. A Otero, en Granada, se le recuerda especialmente por su noble labor humanitaria, que le llevó a ser reconocido como un hombre excepcional, que asistía por igual a ricos y pobres, no cobrando nunca a estos últimos.

Pocos méritos para el PP
Para el PP Otero reuniría "pocos méritos" a pesar de haber sido el gran impulsor de la asistencia sanitaria en Granada. El hospital Clínico y el sanatorio de la Salud, entre otros, fueron el fruto de la labor de este político y medico, que ayudó a nacer a miles de granadinos. A la derecha granadina no le agrada que este médico de profunda humanidad, hubiera muerto en el exilio mejicano, que hubiera sido concejal y diputado socialista así como miembro del Gobierno republicano.



Un médico con méritos mas que suficientes
Lo cierto es que Alejandro Otero tenía todos los méritos para que un centro médico lleve su nombre. Ha sido calificado por sus biógrafos como un hombre de personalidad desbordante y rica en matices. Aunque nació en la villa pontevedresa de Redondela llegó a Granada en 1914, con tan sólo 25 años de edad para ocupar la cátedra de Ginecología, que había obtenido por oposición. Además, y en honor a la verdad, la figura de tan brillante médico y político había sido olvidada en parte en Gramada. Con este hecho se restituye el tiempo de olvido y cierto ostracismo sufrido.

Vetado por ser socialista
Cuando se conoció que la Junta de Andalucía había pensado en Otero para poner el nombre al hospital, el PP sacó lo más rancio de su ideología y se opuso frontalmente a esa propuesta ¿Razones? Según informó andalucesdiario.es el veto era argumentado por el PP “por su militancia socialista y por haber sido subsecretario de Armamento durante la Guerra Civil, algo que torticeramente la Junta pretende obviar cuando habla del doctor Otero”.

Otero, un médico con compromiso social
Su compromiso social, le llevaría a militar políticamente en el PSOE y en UGT, siendo elegido concejal del Ayuntamiento de Granada y diputado en las cortes constituyentes de la II República. Estuvo detenido durante dos meses en 1934 junto a otros dirigentes de la izquierda granadina por conflictos del bienio negro.

Subsecretario del Gobierno republicano
El 18 de julio de 1936 al estallar la guerra civil se puso a disposición del Gobierno legítimo republicano, siendo nombrado Subsecretario de Armamento. Formó parte del Gobierno de la República en el exilio, en el que murió en México, en 1953.