Una esquela y unas flores recuerdan a las víctimas de la fosa de Pico Reja.
|
Fuente
:
AYUNTAMIENTO DE SEVILLA
memoria histórica

700 metros repletos de cadáveres

La investigación de la fosa de Pico Reja desvela un tamaño mucho mayor de lo calculado por los expertos, que cifran en al menos 1.103 los cuerpos enterrados

4K
Vie, 12 Ene 2018

La Sevilla del verano de 1936 fue una saturnal de sangre, terror y fuego donde cualquier vecino de la ciudad que hubiera tenido la menor vinculación con cualquier cosa que tuviera que ver con la República corría un serio peligro. Miles de asesinados en aquellos días por las tropas rebeldes comandadas por Queipo de Llano esperan todavía en las fosas comunes del cementerio de San Fernando a que una mano compasiva rescate sus huesos, los honre, los nombre y le dé respetuosa sepultura.

Una de las ocho fosas identificadas en el cementerio de San Fernando de Sevilla, conocida como Pico Reja, alberga al menos 1.103 cuerpos a lo largo de 700 metros cuadrados, una extensión mucho mayor de los 170 que los investigadores habían conjeturado en un principio. En ese millar largo de muertos figuran concejales, alcaldes y diputados republicanos, ajusticiados todos ellos en la orgía de sangre ocurrida ente el 18 de julio y el 31 de agosto de 1936. Los estudiosos no descartan que entre las víctimas pudiera estar enterrado el Padre de la Patria Andaluza, Blas Infante.

Un trabajo largo

Los resultados de las investigaciones llevadas a cabo hasta ahora fueron presentados ayer por el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y la diputada provincial de Cultura, Rocío Sutil, a quienes acompañaba la arqueóloga Inmaculada Carrasco.

En las actuaciones llevadas a cabo entre el 3 de noviembre y el 14 de diciembre por la empresa TCA Geomática, contratada a tal efecto por el Ayuntamiento de Sevilla, los arqueólogos han descubierto restos óseos de seis personas. Queda, pues, casi todo el trabajo por hacer, que no estará concluido en menos de dos o tres años. El Ayuntamiento de la capital cuenta para este año con una partida de 340.000 euros para actuaciones de este tipo.

El tapón

Los trabajos han sido posibles merced a un convenio entre la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento y la Diputación de Sevilla, las tres gobernadas por el PSOE. La precisión es importante porque uno de los tapones para la recuperación e identificación de las víctimas está en la resistencia del Partido Popular a sumarse al proceso. 

Durante la presentación de los trabajos, el vicepresidente Jiménez Barrios puso en valor "el rigor, la excelencia técnica y científica con la que se tratan estas cuestiones y la sensibilidad especial con la que se hace" y recalcó que la Junta "no va a parar en algo que es de pueblo maduro: reconocer su historia e intentar repararla".