El presidente de RTVE, el polémico José Antonio Sánchez, cree que “no merecía” las críticas que recibió tras reconocer que es votante del PP y ha asegurado que se siente "satisfecho y orgulloso" de su labor como responsable máximo del ente público, a pesar de la significativa caída de audiencia.

Elegido por imposición del PP
En una entrevista en Bluper, José Antonio Sánchez ha dicho que no está preocupado por su futuro inmediato en RTVE porque ha sido “elegido por las Cortes de acuerdo a esas normas y esos plazos. Mi mandato finaliza en junio de 2018, así que ya veremos si hay cambios".

Sánchez ha apuntado a una unanimidad del Parlamento en su elección, que en realidad no fue tal, ya que nombrado sólo gracias a la mayoría absoluta del Partido Popular en las Cámaras y a que el Gobierno de Rajoy modificó la forma de elección para el cargo.

Niega la manipulación
El presidente de RTVE ha rechazado las críticas sobre la manipulación en el ente público. "No tienen ninguna razón de ser estar críticas. Prueba de ello, no es que lo diga yo, es que nuestros telediarios son líderes. Si los hubiésemos manipulado no los vería nadie". Sánchez ha obviado que TVE es segunda en audiencia, por detrás de Telecinco.

Justifica la caída de la audiencia
Sobre la pérdida de audiencia (2 millones en cuatro años), Sánchez ha respondido que esto es debido a que la competencia es muy dura": "La pública está muy condicionada muchas veces. No sé la razón”. Preguntado por la cobertura del cara a cara entre Rajoy y Pedro Sánchez, el presidente de RTVE ha respondido que “si La Sexta nos gana es que lo habrán hecho mejor. Les felicito".