Las declaraciones efectuadas por el obispo emérito de San Sebastián, Juan María Uriarte, expresando su "absoluto desacuerdo" con la política que ha llevado a la cárcel a las personas que "más han hecho" para que el entorno político etarra se "plantara" y "saliera de la obediencia a ETA" (en clara referencia a Arnaldo Otegui), han desatado la ira en los medios de comunicación que suelen mostrarse más próximos a la Iglesia católica.

Lo que opina Uriarte
En la caverna mediática no ha sentado nada bien que Uriarte utilizara el pasado jueves los micrófonos de Onda Vasca  para calificar de “ingenuos o interesados” a aquellos que defienden que la reconciliación es “pasar página a la verdad y a la justicia”. Para el prelado, es necesario conocer “toda la verdad y no solo la que se destila en un ámbito”, porque “todos están situados ante estos problemas y no estamos en la grada de un juez olímpico”.

Entre “asesinos y cómplices”
Unas palabras por las que la derecha mediática no ha dudado en calificar al obispo emérito de San Sebastián como un religioso empeñado en “impartir disculpas morales a asesinos y cómplices”. Así lo define el ABC,  periódico que este viernes le dedica un durísimo editorial en el que se le acusa de “estar ajeno al único dolor injusto sufrido en el País Vasco, que no es otro que el de unas víctimas otra vez heridas por un representante, bien es cierto que poco significativo, de la jerarquía católica".

“Equidistancia entre muertos y matadores”
Por su parte, el diario dirigido por Federico Jiménez Losantos, Libertad Digital, va más allá en la crítica, denunciando que el obispo “asume las posiciones políticas de ETA” al tiempo que critica sus supuestos elogios a Arnaldo Otegui. Una opinión que también comparte el locutor de Onda Cero, Carlos Herrera, quien en la columna de opinión que publica en el diario de Vocento se refiere al obispo como un “vitriolo” siempre dispuesto a “manifestar su angelical equidistancia postural entre muertos y matadores”.

“Asume las tesis de ETA”
“No ha mucho tiempo Uriarte dio su bendición al estomagante informe del Gobierno vasco en el que se cuantificaban los muertos a los que honrar y en el que se mezclaban como si tal a víctimas del terrorismo y a terroristas fallecidos como consecuencia de la actuación de Policía y Guardia Civil (…) En esta ocasión, Uriarte ha creído conveniente asumir como suyas las tesis y prácticas políticas de Arnaldo Otegui (el pretendido Mandela euskaldún) al que ha venido a considerar como uno de los actores esenciales para conseguir la paz tan deseada por los vascos”, lamenta el locutor de Onda Cero.

Simpatizante de ETA
Otros medios de la prensa regional de Castilla y León como el diario El Día de Valladolid también  se han sumado a esta campaña de desprestigio iniciada contra un obispo al que directamente acusan de “simpatizar con ETA” y de mostrarse “demasiado cercano” a los terroristas. No es de extrañar, por tanto, que medios como Periodista Digital directamente muestren su incomprensión a que todavía “la Iglesia no haya excomulgado” a un obispo “cuando ETA mataba sin parar, se iba de vacaciones a Portugal y con el consentimiento del Papa”.