Un niño de 11 años se ha convertido por un día en uno de esos superhéroes que seguramente admira, aunque en su caso de manera auténtica, al rescatar a sus dos hermanos pequeños de las llamas provocadas por un incendio que se produjo en la casa de sus abuelos en Leganés.

Los hechos sucedieron a última hora de la tarde del martes, cuando una manta entró en contacto con un brasero en el domicilio de los abuelos de los menores y se produjo con rapidez un incendio que provocó heridas en 32 vecinos, dos de ellos se encuentran en estado grave.

El niño cargó con sus hermanos

El fuego comenzó sobre las 19.22 horas en la tercera planta del bloque de viviendas ubicado en el número 93 de la calle Rioja, según ha confirmado el servicio de emergencias. Los bomberos de Leganés se trasladaron para evacuar a los vecinos y sofocar las llamas.

En la vivienda afectada, los bomberos encontraron a un matrimonio con tres de sus nietos. Cuando se dispusieron a rescatar a los dos adultos, el niño de 11 años logró sacar del piso por su cuenta a los otros dos menores, mellizos de dos años de edad.