El Subdelegado del Gobierno en Alicante, Alberto Martínez, ha confirmado a los medios de comunicación que la Policía busca a Rosa Ferreira Cando, una gallega afincada en Orihuela denunciada por una asociación benéfica por hacerse pasar por asesora de la Vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Agustín Fuentes, presidente de la asociación Amigos de San José Obrero de Orihuela, que trabaja con menores cuyas familias atraviesan situaciones de dificultad, explicó que les había garantizado la presencia de la Vicepresidenta a un acto que se iba a celebrar en un colegio, pero finalmente no apareció. El presidente de la asociación asegura que la mujer no les pidió nada a cambio.

Un misterio
Agustín Fuentes ha explicado que conoció a la mujer hace 4 años, que "en ningún momento" desconfió de ella y que le garantizó la presencia de la Vicepresidenta en un acto que iba a organizar la asociación benéfica. La mujer llegó a mostrar unas invitaciones que tenían el logo oficial de la Vicepresidenta Primera, algo que no se explica "como lo hizo". El acto estaba programado para el pasado lunes, y cuando llegó el momento Rosa Ferreira excusó su presencia asegurando que Soraya Sáenz de Santamaría estaba "indispuesta". Fuentes manifestó que la falsa asesora les dijo que "estaba en un punto indeterminado, parada por un problema de gastroenteritis. Después de bastantes horas dijo que llegaba y que iba directamente a la comida, pero en la puerta del restaurante estuvimos esperando de 20 a 30 minutos hasta que dijo que entráramos a comer que ni iba a venir".

El Vicepresidente y una consellera y hasta un obispo
El reclamo de la presencia de Soraya Sáenz de Santamaría hizo que al acto de la asociación benéfica sí acudieran nada más y nada menos que el Vicepresidente del gobierno valenciano, José Císcar; la consellera de Bienestar Social, Asunción Sánchez Zaplana, y el obispo de Orihuela-Alicante, Jesús Murgui, quienes esperaron primero en al acto y luego en la puerta del restaurante a la Vicepresidenta. Ante las explicaciones de la falsa asesora de que Santamaría estaba parada en algún punto de la carretera por una gastroenteritis surgieron las sospechas, lo que provocó que desde la Generalitat Valenciana se llamara a Moncloa donde les explicaron que no conocían de nada a Rosa Ferreira y que no sabían nada del acto.
Los responsables de la asociación benéfica no se explican que perseguía la mujer, dado que nunca les pidió nada a cambio.

En paradero desconocido
El Delegado del Gobierno en Alicante ha declarado a la prensa provincial que se está buscando a la falsa asesora: "la Policía están intentando enterarse del paradero de esta señora y localizarla para ver qué ha llevado a esta confusión". Alberto Martínez ha añadido que "conviene saber cómo ha ocurrido y por qué para poner los medios para que no vuelvan a pasar cosas de este tipo", y subrayó que se investiga el caso para determinar si ha habido algún tipo de "acción legal a emprender, que sin duda emprenderíamos".

El marido: "ni es asesora ni es nada"
Nada más conocerse los hechos comenzó a investigarse a la mujer y de descubrió que decía tener unas licenciatura universitarias inexistentes. Rosa Ferreiro inició estudios de Filología en la Universidad de Santiago de Compostela en 1990. Po si faltaba algo llamativo, el programa de Susana Griso en Antena 3 consiguió localizar al marido de la mujer, quien declaró que "ni es asesora ni es nada". De momento la Policía sigue buscando a la falsa asesora a la que se conoce ya como la ‘pequeña Nicolasa’.