¿Eran más de tres? ¿Llevaban pantalones pitillos? ¿Qué relación tenían con Freddie Mercury? Los evangelios apócrifos nos descubren los secretos de los monarcas más queridos de la historia.

Teniendo en cuenta que la Biblia apenas les dedica unas palabras, es lógico que la vida de los Reyes Magos esté llena de interrogantes. Entonces… ¿Cómo es posible que sepamos más de sus majestades de Oriente que lo que nos cuenta el texto bíblico?

La solución es sencilla. La vida privada de los Reyes Magos aparece reflejada en los evangelios apócrifos, unos libros hoy no autorizados pero que antaño fueron legítimos aportando infinidad de detalles que terminaron por colarse en el acervo cultural. De estos otros evangelios, también nos llegaron infinidad de curiosidades como el vínculo de los Reyes Magos con Freddie Mercury.

No siempre fueron tres

La Biblia no nos dice cuántos eran, ni como se llamaban… tan solo los menciona con el genérico “magos” dejando que el lector se haga a la idea de tan extraña comitiva. Sin embargo otros libros como el Evangelio armenio de la Infancia precisan mucho más:

“(…) eran tres hermanos: Melkn, el primero, que reinaba sobre los persas, después Baltasar, que reinaba sobre los indios, y el tercero Gaspar, que tenía en posesión el país de los árabes”.

Otras tradiciones les cambian el nombre, como por ejemplo la etíope según la cual serían Tanisuram, Malik y Sissebá y otras el número como algunas corrientes orientales las cuales decían que eran doce mientras la iglesia armenia los eleva a quince.

El Bosco introdujo más de tres Reyes Magos, pero en realidad el personaje del fondo es el Anticristo sus secuaces siempre acechantes.

El Bosco introdujo más de tres Reyes Magos, pero en realidad el personaje del fondo es el Anticristo sus secuaces siempre acechantes.

Llevaban pantalones pitillos

Sin duda el evangelio apócrifo que más información aporta sobre los Reyes Magos es el Libro de la infancia del Salvador, donde se detalla hasta su forma de vestir, que como cabría esperar es exótica y extraña en la Judea del siglo I: “su traje es amplísimo y de color oscuro. Finalmente, también tienen birretes en sus cabezas y llevan unas sarabaras ceñidas a sus piernas”.

Este término que deriva del persa “šalvâr” significa pantalones y así los vemos reflejados en las primeras pinturas de las catacumbas o en los mosaicos de la basílica de San Apolinar el Nuevo (Rávena). Donde los Reyes Magos llevan una especie de pantalones.

Los pantalones ajustados una constante en las primeras representaciones de los Reyes Magos.
Los pantalones ajustados una constante en las primeras representaciones de los Reyes Magos.
 

Le regalaron más cosas que oro, incienso y mirra

El tema de los regalos al niño parece ser algo importante, en el Libro de la Infancia del Salvador, san José parece estar harto de tanta visita al niño sin aportar ningún regalo, haciendo especial hincapié en los pastores por eso se tranquiliza cuando ve el oro, el incienso y la mirra.

 “Muy bien han hecho estos señores en no besar al niño de balde; lo contrario de aquellos nuestros pastores que vinieron aquí con las manos vacías”.

Pero el Evangelio de Pseudo Mateo afirma que antes de estos famosos regalos cada rey dio una moneda de oro al niño y el Evangelio armenio de la Infancia añade un presente mucho más singular, una carta que Dios mismo habría dado a Adán cuando nació su hijo Seth y en el que se llegaba a una especie de pacto con la humanidad, por avatares de la historia esta carta pasó de mano en mano hasta los Reyes Magos quienes se la devolvieron a Dios al nacer como niño en Belén.
 
En la iglesia de Santa María la Mayor (Roma) aparecen los Reyes Magos en una escena que podría ser la muestra de aquel otro regalo, el documento de Adán, al rey Herodes.
En la iglesia de Santa María la Mayor (Roma) aparecen los Reyes Magos en una escena que podría ser la muestra de aquel otro regalo, el documento de Adán, al rey Herodes.

Herodes también dio regalos al niño

Gracias a esta minuciosa descripción de los apócrifos sabemos que, aunque Herodes era un pieza de cuidado, tuvo al menos el gesto de darles a los Reyes Magos “una diadema que él solía llevar en su cabeza y un anillo en que va engarzada una preciosa piedra real sello” para que se la diesen al niño de Belén con la esperanza de darle otro al regreso de los Reyes Magos a Jerusalén.

Afortunadamente los reyes de Oriente dieron las joyas al niño pero no volvieron a por ese tercer regalo de Herodes al ser advertidos por un ángel de las perversas intenciones del monarca.

¿Qué tienen que ver los Reyes Magos con Freddie Mercury?

Según el Evangelio árabe de la Infancia, los Reyes Magos eran adoradores del fuego y acudieron a ver al niño siguiendo la predicción de “Zaradust” o lo que es lo mismo, Zoroastro. Esta religión de origen iraní aún pervive en nuestros días gracias a comunidades como los parsis, y es precisamente en una de estas familias en la que nació Farrokh Bulsara, más conocido como Freddie Mercury.

Si hacemos caso a los evangelios apócrifos Freddie Mercury y los Reyes Magos habrían sido de la misma religión.

Si hacemos caso a los evangelios apócrifos Freddie Mercury y los Reyes Magos habrían sido de la misma religión.