La edil de la CUP en el Ayuntamiento de Barcelona Maria Rovira ha denunciado ante los Mossos haber sufrido una agresión sexual por las calles de la ciudad. Varios días después de acudir a la polícia ha hecho público lo sucedido para hacer visible el debate en torno a que las agresiones a mujeres "no son casos aislados". Los hechos denunciados se remontan al 1 de septiembre cuando sobre las 01.00 horas de la madrugada sufrió una agresión sexual en el paseo de Sant Joan: un hombre la cogió por detrás, la inmovilizó y empezó a tocarle los genitales. Explica que inicialmente quedó en "shock" y "no entendía nada de lo que estaba pasando", y cuando pudo reaccionar gritó per la calle estaba inusualmente desierta esa noche: "Empecé a revolverme para escapar de los brazos de aquel hombre, que al final salió corriendo. Lo perseguí por el paseo de Sant Joan hasta que lo perdí". Fue a partir de ese momento cuando empezó a tomar conciencia de lo ocurrido: "Toda yo temblaba y fui consciente de que acababa de sufrir una agresión sexual. Un ataque machista en una calle por la que paso como mínimo dos veces al día".

Malestar por la atención de los Mossos
Rovira explica también su malestar por el trato recibido en una comisaría de los Mossos al denunciar los hechos, al entender que los agentes tenían un "discurso exculpatorio"al decir que este tipo de delitos los comente gente que "no está bien de la cabeza", cuando existe un contexto: "es el sistema que hace que los cuerpos de las mujeres sean objeto de ataques como este". También muestra su sorpresa e indignación porque le explicaron que si hubiera existido robo la pena sería mayor: 
"Me quedo estupefacta por el hecho de que la pena sea mayor si se roba un objeto inanimado que cuando se ataca el cuerpo de una mujer, con las consecuencias psicológicas y físicas que puede tener". Lamenta asimismo la falta de información sobre los grupos de apoyo y asesoramiento en este tipo de agresiones. La edil concluye con una reflexión: "Tengo más claro que nunca que hay que apostar por la autodefensa feminista y entre todas hacer nuestra la noche".



Las reacciones en foros de derechas
A pesar de la gravedad de la denuncia no han faltado los comentarios vejatorios en foros de medios de derechas, dejándose llevar así antes por el odio a un partido antes que por la empatía hacia una persona víctima de una agresión sexual. El tuitero Max ha recogido algunas de las barbaridades que han soltado en el foro de Libertad Digital, desde los que critican el "mal gusto" del agresor hasta los que ponen en duda el testimonio de la edil y sentencian que sería el novio "y ella en plena calle se deja".