Protesta popular
A los populares andaluces le sentó muy mal que Rubalcaba eligiera Antequera como sede de un acto previo al de la capital y solicitaron a la Junta Electoral su prohibición. Ésta, incompresiblemente le dio la razón a la derecha aduciendo que la plaza elegida no había sido puesta a disposición de los partidos para actos electorales. Sin embargo -de ahí la incomprensión del veto- "ayer el PP celebró también en Antequera un acto del candidato número 5 en Málaga en un edificio público sin ningún tipo de autorización, algo mucho más grave”, según fuentes socialistas.



“Intento fascista de cortar la palabra”
El ex alcalde de Antequera y actual consejero de Cultura de la Junta, Paulino Plata, ve en la prohibición "un intento fascista de volver a otros tiempos, de cortarnos la palabra, de no dejar que podamos reunirnos los socialistas en un espacio privado" y como "un atentado a la democracia que llega porque son muy talibanes y muy extremistas". Ya en Málaga, ha sido el propio Rubalcaba quien se ha referido al hecho afirmando, dirigiéndose a Eduardo Madina, que “la última vez que le prohibieron hablar en público aún no había nacido Edu”

Emotivo “eskarrikasko Andalucía” de Patxi López
Con este ambiente comenzó el acto antes un auditorio de más de 7.000 personas donde se ha visualizado la unidad y cohesión de la familia socialista ante el difícil reto del 20-N. Distintas generaciones del PSOE se han reunido en Málaga, distintos líderes regionales y sobre todo se ha visualizado el apoyo de Rodríguez Zapatero al proyecto que encarna Alfredo Pérez Rubalcaba. Con fuertes aplausos y vítores han sido jaleadas las palabras del presidente del Gobierno, del candidato socialista, Rubalcaba, del presidente Griñán, de Eduardo Madina, de la jefa de campaña socialista, Elena Valenciano; de la ministra de Exteriores y candidata por Málaga, Trinidad Jiménez, de la cabeza de lista por Murcia, María González Veracruz y la secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz.y del lehendakari, Paxti López, que se ha despedido con un emotivo “Eskarrikasko Andalucía” Previamente, López agradeció lo mucho que han "arriesgado" el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el candidato para el 20N, Alfredo Pérez Rubalcaba, para derrotar a ETA, y lo mucho que "han tenido que aguantar y tragar de todo

Griñán: “Esta es la fuerza del Sur”
“Ésta es la fuerza del sur y aquí estamos, con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y con el que lo va a ser después del 20 de noviembre, Alfredo Pérez Rubalcaba”. Así comenzó su intervención, José Antonio Griñán, en el multitudinario acto donde ha recalcado que el PSOE “es el único partido que ha hecho país y es el único que ha confiado en el pueblo” conjurándose con los ciudadanos “en una empresa colectiva” y “creando una mayoría social que siempre supo frenar a las olas conservadoras y que ahora lo va a volver hacer”.

Zapatero termina abatiendo a ETA
“Desde Andalucía, digo a José Luis -Zapatero- que la historia la hemos hecho los socialistas con nuestro esfuerzo y que él ha sido uno de los grandes presidentes que ha tenido este país”, ha afirmado. Griñán ha reiterado que Zapatero empezó su gobierno “trayendo a las tropas españolas de una guerra ilegal y lo termina abatiendo a ETA”. “No pueden escribir la historia quienes no creen en Andalucía”, ha resaltado en referencia al Partido Popular y para dejar clara la apuesta del presidente por esta comunidad autónoma, que se demuestra en que “lo segundo que hizo Zapatero al llegar al gobierno fue devolver a los andaluces los 2.500 millones de euros que nos había dejado a deber la derecha”.

Reivindicación del pasado socialista: González y Guerra
El acto también tenía como objetivo reivindicar el proyecto de gestión socialista en su conjunto, desde 1982 hasta ahora. Por ello Felipe González también estuvo presente aunque no de forma física sí con la proyección de un vídeo con reflexiones del ex presidente, precedió de otro, explosivo y mitinero como siempre, del exvicepresidente Alfonso Guerra.

Zapatero: “La derrota de ETA no hubiera sido posible sin Rubalcaba”
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en su intervención ante un público entregado ha elogiado a Alfredo Pérez Rubalcaba, de quien ha destacado su capacidad de decidir, de actuar, de no mirar nunca a otro lado y de mojarse, pero, sobre todo, ha sido rotundo al señalar que la derrota de ETA no hubiera sido posible sin él. Ha aprovechado su intervención para defender la gestión de la crisis que ha hecho su Gobierno y para acusar al exjefe del Ejecutivo José María Aznar de mentir al decir que España está en bancarrota.

Llama a la movilización de los progresistas
Coreado en varias ocasiones por el aforo que llenaba el recinto Zapatero no ha dudado en señalar que la pretensión de su Gobierno a la hora de afrontar la crisis ha sido "garantizar" la solvencia del país a la vez que la cohesión. "Ahora, ya todo el mundo sabe que la crisis no es de España, sino global y Europea, que tenemos menos deuda pública que Francia o Alemania pero nos afecta", ha expuesto. Zapatero ha apelado en su intervención a la movilización de la "mayoría progresista" del país para que acuda a votar el próximo domingo, si bien ha acotado que para que el país "siga siendo progresista hay que votar al PSOE". E

"Rubalcaba presidente”

Rubalcaba fue recibido e interrumpido en distintas ocasiones al grito de “Presidente, presidente”. Comenzó su intervención haciendo alusión a la prohibición del acto de Antequera. "No me han dejado hablar, esta derecha que no quiere hablar, y no quiere que hablemos tampoco nosotros", afirmó entre el respaldo unánime de los asistentes. Ha querido movilizar el voto indeciso en distintos pasajes de su intervención y muy especialmente cuando que se acuda el próximo domingo a votar a los socialistas “para frenar al PP, y no espera al día siguiente para echarse a las calles en protesta por el inicio de los recortes”.

Los socialistas somos “verdaderamente patriotas”
El candidato socialista, en el único acto en esta campaña junto al presidente del Gobierno, ha elogiado la gestión del Gobierno central en los últimos años contra la crisis porque ha primando los intereses generales "por encima" de los propios y los del PSOE, enfatizando que Zapatero ha puesto los intereses de España "por delante", en contraposición del PP, a quienes ha acusado de haber "coqueteado con la crisis para llegar a La Moncloa". "Eso nos diferencia", ha dicho, "no hablamos de patriotismo pero somos verdaderamente patriotas". "Por eso te doy las gracias", ha dicho directamente al jefe del Ejecutivo.