El exsecretario general del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba ha sido entrevistado en Espejo Público de Antena 3, donde Susanna Griso ha celebrado su presencia por lo poco que se prodiga en los últimos tiempos. La entrevistadora ha comenzado directa con una pregunta sobre si "conspira en la sombra" y él ha bromeado con que "de conspirar al sol, no tengo nada que perder". "Pase lo que pase siempre hay un hombre de Rubalcaba porque fui secretario general de todos ellos", ha argumentado sobre la razón de que le vinculen a diferentes maniobras políticas.

"El PSOE no puede chapucear"

El socialista defendió la postura asumida por la gestora de permitir gobernar a Mariano Rajoy, aunque insistió en que debería haberse asumido desde "la misma noche electoral" porque "no había alternativa". En ese sentido apuntó que pactar con los independentistas y Podemos es insostenible como demuestra "un día como hoy" tras la decisión del Constitucional de frenar el referéndum: "No se puede gobernar España con quien quiere romper España". "El PSOE no se puede permitir el lujo de 'chapucear' en un país como España", alertó.

Rubalcaba también argumentó que haber ido a terceras elecciones habría sido "malo para el país, para las instituciones y para el país" ya que el PP habría obtenido mejores resultados mientras que ahora están consiguiendo en el Parlamento medidas beneficiosas como la subida del salario mínimo o frenar la LOMCE. También explicó que había transmitido su postura a Sánchez en diferentes ocasiones y éste la conocía aunque no hablaban directamente desde "febrero de este año". 

Sobre las tensiones y el famoso Comité Federal en el que se descabezó a Sánchez apunta que no se siente "orgulloso" de lo que pasó entonces pero hay que sacar adelante el partido. Admite también que aunque no está ya "en primera línea" trata de "echar una mano" a Javier Fernández en su difícil tarea actual al frente de la gestora. Recordó también que en su momento alertó a Mariano Rajoy de que había que trabajar para solucionar la situación de Cataluña pero que el presidente no hizo nada: "Hay problemas, Mariano, que no se resuelven con el tiempo y hoy estamos mucho peor que hace dos años".

Relación PSOE-PSC
También expuso el exsecretario general que algunos problemas de su partido vienen arrastrándose desde hace tiempo: "El PSOE se fue mal del gobierno porque no atinamos con la respuesta a la crisis". Y en ese sentido reclamó recuparar la credibilidad poniendo en marcha "políticas que vayan a sustituir las cosas que ha hecho el PP amparándose en la crisis". En clave interna subrayó asimiso que el PSC es un partido autónomo: 
"El PSOE no es PSOE, el PSOE es PSOE menos C porque el PSOE no existe en Cataluña" y aunque defendió que sigan siendo sus "representantes" allí instó a "debatir sobre las relaciones entre ambas formaciones".

La mejora desde que dejó la Secretaría General del PSOE

Dos años y tres meses después de abandonar la primera política se ha referido a su situación personal. Aseguró que podía haber seguido de secretario general del PSOE porque contaba con suficiente "apoyo orgánico" pero se encontró "sin fuerzas" y sin capacidad "para hacer lo que quería hacer" tras el resultado de las Europeas. "He mejorado, estoy más joven", ha bromeado sobre su actual situación. "Vaya ojerazas, estaba hecho trizas", ha resumido al verse en imágenes de aquella época.