El presidente del Gobierno ha avanzado que pedirá en la cumbre de la UE de este miércoles un "esfuerzo" para sostener la deuda de los países que están cumpliendo sus compromisos, entre ellos España, ya que los altos diferenciales de los bonos están poniendo en riesgo la utilidad de las medidas emprendidas.

A favor de una tasa de transacciones financieras
Rajoy asegura que está a favor de la tasa de transacciones financieras, pero destaca que no debe suponer un aumento de las tasas a los ciudadanos. "Sería bueno si se aprobara por una mayoría de países", ha puntualizado.

Rechaza los eurobonos, un mecanismo que sería bueno para España
Además, el presidente español ha anunciado que esta tarde en la cumbre Europea de Bruselas hablará sobre "financiación, liquidez y sostenibilidad de deuda", pero rechazó un debate sobre los eurobonos, secundando una vez más las posturas más rigoristas de Alemania a pesar de que se trata de una fórmula que aliviaría las presiones sobre la deuda española. A pesar de la deserción de su homólogo español, Hollande si se declaró partidario de "llegar hasta el final" en la propuesta de los eurobonos. Rajoy sí se mostró más abierto a otra de las peticiones que abandera Francia ante la oposición alemana, la de que el BCE aporte liquidez en una acción decidida contra la crisis, ya que sigue centrado en controlar la inflación a pesar del decrecimiento.

El desencuentro sobre el rescate del sector bancario
En cuanto al desencuentro de hace unos días cuando Hollande habló de la posibilidad de que España acudiera a los fondos europeos para sanear su banca, Rajoy rechazó esa posibilidad y subrayó que el presidente galo "no sabe" como están las entidades financieras españolas. En cualquier caso, fuentes del Elíseo  habían matizado antes del encuentro que Hollande no recomendó en Washington que se recapitalizará la banca española, ni realizó diagnósticos sobre la situación del sector en España, sino que habló de manera hipotética.