En lugar de un baño de multitudes, el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, se ha topado en la tradicional feria de Todos los Santos de Cocentaina (Alicante), con el descontento popular. Un centenar de ciudadanos le han increpado lanzando gritos de "moniato dimisióan", "ladrón", "devuelve el dinero" y "no a los corruptos". Lo ha podido captar el periodista Daniel Betoret en su cuenta de Youtube.



El PP, "inflexible ante la corrupción"...
Fabra ha mantenido el tipo como ha podido y ha dicho en relación a los abucheos la necesidad de "dar la cara siempre". Pese a los graves escándalos de corrupción que afectan al PP de la comunidad valenciana, ha asegurado que su partido es "inflexible" con las conductas "reprochables" en política y no permitirá que personas imputadas puedan ir en sus listas.

...pese al escándalo Castedo
Al ser preguntado por la alcaldesa de Alicante, doblemente imputada y que permanece en el cargo, en contra del código ético del PP, Fabra se ha refugiado en que las actas son personales y, por tanto, el partido no puede decidir sobre ellas. Sin embargo, sí puede, por ejemplo, expulsarla por conducta más que reprobable y, hasta el momento, no lo ha hecho.

"Hace ya mucho tiempo que hemos puesto de manifiesto nuestro carácter inflexible sobre conductas reprochables en la política a través de personas que están imputadas y que tienen que someterse a un juicio oral: les hemos dicho que es incompatible compartir el escaño con estar sentado en el banquillo", ha indicado.

¿Valencia, ejemplo de lucha contra la corrupción?
Según recoge el diario Información, Fabra ha defendido que "hay menos casos que en otras comunidades" pero hay "algunos empeñados en poner siempre el foco sobre la Comunitat", al tiempo que ha destacado que "nadie ha tomado las decisiones que hemos tomado nosotros" para combatirla.

Sólo por refrescarle la memoria al presidente de la Generalitat, citaremos el caso de Carlos Fabra, condenado por la Justicia y que se resiste a entrar en la cárcel a la espera de un hipotético indulto del Gobierno, el de Juan Cotino, la trama valenciana de la Gürtel que ha dejado varios cadáveres políticos en el camino y que apunta a una posible financiación ilegal del PP, el caso Blasco, un grupo popular en el parlamento regional donde uno de cada cinco diputados está bajo sospecha de corrupción...

Abucheos en Ontinyent
No es de extrañar que los abucheos se hayan convertido en algo habitual en sus comparecencias públicas. El pasado día 30 tuvo que entrar por la puerta de atrás al acto conmemorativo del 130 aniversario de Caixa Ontinyent para evitar a numerosos ciudadanos que le esperaban en la puerta principal.