El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha acusado a Mariano Rajoy de haber generado precariedad y explotación laboral y le reprochó que hable de recuperación cuando desde que gobierna se han destruido 700.000 empleos.

Nueve de cada 10 empleos son temporales
En la Sesión de Control al Gobierno en el Congreso, Sánchez ha dicho al presidente del Gobierno que su reforma laboral "condena" a millones de españoles a la precariedad laboral, ya que nueve de cada diez empleos que se crearon en 2014 fueron temporales y uno de cada cuatro tiene una duración media de menos de una semana. "A eso le llama usted seguir en la buena dirección", subrayó el líder socialista.

Uno de cada tres españoles cobra el salario mínimo
Sánchez criticó que el Gobierno "cambie empleo estable por precario" y propicie con su reforma laboral a que los salarios "sean los mismos que hace 25 años". El líder socialista recordó que uno de cada tres españoles cobra el salario mínimo y que la mitad cobra menos de 950 euros al mes. "¿Esto para ustedes es que hay que seguir perseverando en la misma línea?", preguntó a Rajoy.

10 millones de horas a la semana se trabajan de manera ilegal
El secretario general del PSOE indicó que 10 millones de horas a la semana se trabajan de forma ilegal como consecuencia de la reforma laboral. “Eso se llama explotación laboral", remarcó Sánchez, que reprochó a Rajoy que “defraude también en política laboral a los trabajadores y yo me comprometo a cambiar el Estatuto de los Trabajadores para que recuperen los derechos perdidos", reiteró.

Rajoy, en sus trece
En sus trece, Mariano Rajoy, defendió su reforma laboral, porque, insistió, va en la "buena dirección", ya que, según ha asegurado, en 2014 el empleo creció por primera vez después de siete años.

Rajoy indicó que la principal desigualdad del mercado de trabajo es entre quienes pueden trabajar y los que no y, por ello, aseguró que combatir el paro ha sido el principal objetivo del Gobierno. En este sentido, dijo que en 2014, con el primer crecimiento del empleo en siete años, se produjo un "punto de inflexión" y añadió que los datos de comienzo de 2015 también son positivos, con 536.000 afiliados más en el último año

"Las previsiones para este año son buenas, vamos a crecer un 2,9% y nuestra previsión es que se creen más de 500.000 empleos. Ése ha sido el gran objetivo de esta legislatura y se empiezan a conseguir resultados y eso nos anima a trabajar en la misma dirección", afirmó Rajoy.