En una entrevista en el programa 'Salvados' de La Sexta, Matas, que ha reconocido que “los responsables administrativos encontraron una fórmula de colaboración” para evitar el concurso público, ha considerado que “no todos los ciudadanos somos iguales” y al respecto ha explicado que a un señor anónimo ni si siquiera le habría recibido porque no "hubiera tenido tiempo" mientras que al duque de Palma lo recibía "a la hora que quisiera y donde fuera".

El duque era "un aval de garantía"
El expresidente popular ha defendido que el duque era un "aval de garantía", y que el proyecto que le propuso (que luego se llevó a cabo con el nombre de Illes Balears Forum con un coste de 2,3 millones de euros) provenía de una institución sin ánimo de lucro, cuyo “leitmotiv no era ganar dinero". Matas ha alegado que lo que cobró el Instituto Nóos que dirigía Urdaganrin fue "certificado" por el director de Deportes, Pepote Ballester y por el socio del duque, Diego Torres. Este último nombre ha hecho saltar al entrevistador que le manifestó su sorpresa porque dé por válido lo que certifique Diego Torres, que era uno de los beneficiados con la adjudicación. Matas ha dicho que sobre el contrato con el duque no hay facturas, ya que el Instituto Nóos no estaba obligado a presentarlas.



El juez le pidió información sobre Urdangarin hace dos años
El expresidente balear ha desvelado que hace casi dos años que el juez José Castro, instructor del caso Palma Arena,en el que se incluye la pieza que afecta a Urdangarin, le pidió información sobre las adjudicaciones al Instituto Nóos. A la pregunta de por qué ha tardado tanto en saberse este asunto, Matas ha respondido: “Ni lo sé, ni me puedo permitir la sospecha”.

El papel fundamental de la Familia Real
Jaume Matas ha valorado el papel de la Familia Real para Baleares, que ha considerado “fundamental, muy importante e inmedible”. El expresidente popular ha admitido que el Gobierno balear invirtió dinero público en la ampliación del Palacio de Marivent, “para que hubiera espacio para toda la familia”. Y también regaló el yate Fortuna al Rey, cuyo importe fijó en “unos 200 millones de pesetas”.

Los que acabarán mal son los ciudadanos de Baleares
“Estuvo bien invertido. Todo lo que fuera establecer lazos... eevolverle un poquito de agradecimiento de lo que han hecho por nosotros”, agregó Matas, que consideró que los que acabarán mal son los ciudadanos de Baleares si la Familia Real decide, por lo que está pasando con el duque, dejar de ir a las islas.

Tilda de "falsedad" las acusaciones contra él
Sobre su propia implicación en el caso Palma Arena, Matas calificó de “falsedad” los datos divulgados por los medios, como el desfase en el presupuesto inicial para la construcción del aeródromo y lo que finalmente costó. “Los datos del Palma Arena están por ver”, indicó Matas, que precisó que “el presupuesto ascendía casi a 50 millones y el proyecto es de 79 millones”.



"Tengo lo mismo, después de 20 años"
El expresidente de Baleares negó que se haya enriquecido con la política. “Tengo lo mismo que tenía, después de 20 años. Vendí un chalé que compré en el año 86 y he comprado el piso del famoso palacete”, ha respondido.

Los 3 millonens de la fianza
Sobre la alta fianza interpuesta por el juez, de 3 millones de euros, Matas alegó que para abonarla pidió un crédito al Banco de Valencia, que avaló con bienes de su madre, su hermana y de su mujer y él.

Mantiene contacto con cargos del PP
El exdirigente popular ha dicho que mantiene contacto con cargos del PP pero no ha querido revelar sus nombres para no perjudicarles. Según aseguró, habló con Mariano Rajoy por última vez en 2007, cuando dejó la política.