Las convulsiones económicas, políticas y sociales a raíz de la crisis mundial provocada tras el colapso financiero han abonado el terreno para fenómenos complejos y que producen estupefacción. Una de las paradojas más dolorosas para los ciudadanos es que el consenso neoliberal imperante desde los 80 y que venía progresivamente desmantelando el Estado de bienestar se puso de manera decidida al servicio del sector financiero aunque supusiera incurrir en déficits públicos, acometer impopulares recortes y producir incrementos exponenciales de deuda soberana.

La revolución inversa por la cual una élite privatizadora venía parasitando progresivamente las estructuras públicas construidas durante las décadas previas cerraba el círculo perversamente: el capitalismo en sí, su falaz andamiaje de dinero virtual construido sobre sudor real, debía ser rescatado por todos. Las burbujas pueden ser lucrativas para unos pocos pero eso sí, las facturas de sus destrozos cuando explotan se reparten.

Bifurcación frente a las contracciones
El rescate financiero mundial suponía una bomba de relojería adosada al discurso siempre ascendente de la derecha liberal sobre la suprema eficiencia de la mano invisible de los mercados. Pero no ha sido así, al contrario, y la derecha se ha salvado de sus propias contradicciones con una mutación histórica con origen en EEUU que se ha extendido con éxito por el resto del mundo: la escisión de un alma antisistema, rebelde y populista, los protestones del Tea Party, que han hecho de la irresponsabilidad política y del postureo anti-establisment su forma de vida. Aquellos que se sorprendan al ver cómo sus propios compañeros de filas y votantes reniegan de las políticas de Mariano Rajoy encontrarán así algunas explicaciones, porque la bifurcación entre derecha a los mandos o con vocación de poder y derecha eternamente indignada es un fenómeno mundial que va mucho más allá de las fronteras españolas.

La explotación de la incorrección política
Hace unos meses el periodista de ELPLURAL.COM Sergio Colado, especializado en información económico-política, puso en marcha una iniciativa de crowdfunding para financiar el lanzamiento de su primer libro, Disidentes 6.0: un ensayo en el que se aborda el nacimiento de esa compleja derecha ‘rebelde’, sus bases en el marketing de los 60 y sus conexiones con otras exitosas cruzadas conservadoras, como el supuesto martirio minoritario conservador y católico de la derecha francesa o los movimientos ‘cívicos’ británicos. La obra aborda asimismo la copia por parte de la derecha española de esos movimientos propagandísticos –porque no ofrecen ninguna alternativa real sino que son meras coartadas– y la réplica de esos movimientos ‘cívicos’ supuestamente independientes con los que agitar la calle y con miras a trasvasarles funciones hasta ahora públicas. Se pretende configurar así un Estado meramente recaudador y, no menos importante, como asignador de contratos a empresas afines, algunas donantes al partido o a sus fundaciones, se supone claro que no por dinero sino por 'ideología'…

Ahora, gracias al apoyo de decenas de mecenas, Disidentes 6.0 acaba de ver la luz y ya está disponible para todos aquellos interesados en acercarse a aspectos claves en la batalla propagandística que se está librando en paralelo a la guerra económica actual.

Prólogo del politólogo Ramón Cotarelo
El libro cuenta con prólogo de Ramón Cotarelo, catedrático de Ciencias Políticas en la UNED, quien señala: “El autor hace una muy sutil y convincente interpretación del giro de los tiempos según el cual la derecha ultramontana trata de aniquilar el espíritu de rebeldía del 68 apropiándose de lo que podríamos llamar (…) su ‘imaginario colectivo’, literalmente plagiándolo. La derecha que berrea, insulta, agrede y aburre se presenta como algo fresco, innovador, rupturista con las convenciones, rebelde, auténtico, en definitiva, politically incorrect”.

Pulsa aquí para comprar el libro en PDF (7 euros) a través de PayPal






Pulsa aquí para comprar el libro en versión impresa (12 euros + 2 euros de gastos de envío) a través de PayPal
















Para contactar con el autor: a través de [email protected] o en el blog Disidentes.