José Antonio Monago explicaba el pasado viernes porqué no había considerado su posible dimisión: "Eso sería una dejación de las responsabilidades que tengo con el pueblo extremeño, no con los rompepiernas", dijo, antes de rematar: "(Si me fuera) habrían ganado los malos, no los buenos…".

Monago en el día en el que mintió, amenazando a los 'rompepiernas' con querellas, justo 24 horas antes de decir que pagaría de su bolsillo los viajes a Canarias. Foto EFE Monago en el día en el que mintió, amenazando a los 'rompepiernas' con querellas, justo 24 horas antes de decir que pagaría de su bolsillo los viajes a Canarias. Foto EFE



Un donostiarra en la corte del 'muñeco' Monago
Esa expresión, 'los rompepiernas' no fue una súbita ocurrencia del presidente extremeño..., ya la había usado. Incluso en la Asamblea de Extremadura. Porque esa, como tantas otras, no era sino una más de lo que entre sus paisanos se conoce como 'monagadas', frases y ocurrencias que en realidad tienen muy poco de espontáneas. Que no son sino la puesta en escena de un personaje creado por otro hombre, uno que se mueve en una relativa sombra: el profeta del Presidente..., o mejor, el ventrílocuo de Monago, Iván Redondo.

De su relación ya hablamos al poco de iniciarse su legislatura. Recordábamos entonces quién era Redondo, un 'experto en crear imágenes', donostiarra, que se inició en el PP de la mano de Antonio Basagoiti, que pasó también por Cataluña, hasta que en Monago encontró 'su muñeco' ideal.

"El octavo pasajero" en su esplendor
Su poder ante el presidente extremeño es tal que, como contábamos entonces, hasta en el PP desconfiaban de él, al que comenzaron a llamar 'el octavo consejero'.., y en la prensa y los medios políticos menos afines, "el octavo pasajero", en memoria del monstruo de Alien.

Pero con el paso del tiempo, la influencia de Redondo no ha ido disminuyendo, sino al contrario, aumentando. Redondo es uno de 'la banda de los cuatro' que, dicen en los mentideros políticos extremeños, realmente decide lo que hace el Gobierno Monago, y en el que también aparece la vicepresidenta, Cristina Teniente, el consejero de Sanidad, Luis Alfonso Hernández Carrón, y el coordinador de presidencia, Juan Parejo, de quien por su tendencia en la juventud a saludar mano en alto ya les informamos en este periódico.

Un error que puede matar 'dos pájaros de un tiro'
Nada de lo que hace o dice Monago, incluidas sus 'monagadas', escapa al control de Redondo desde que el presidente extremeño era simplemente un candidato... Incluida su comparecencia del pasado viernes, cuando Monago anunció querellas por una información que 24 horas después tuvo que aceptar como real: sus viajes a Canarias pagados con dinero público. Hecho en sí, y errores en el intento de taparlo, que muy bien pueden costar el puesto a los dos.

Pero esa, la de los 'rompepiernas' y la 'victoria de los malos sobre los buenos', no eran sino como decimos, la última de una serie de 'monagadas' de las que vamos a recordar algunas.

Mil frases... un origen
Quizás la primera que trascendió fue una promesa que hizo cuando aún era 'candidato Monago': "Si gano donaré mis zapatillas a las Hijas de la Caridad para que las
subasten por el carácter simbólico que tendrán, de mucho esfuerzo", dijo 'modesto'. En aquel mismo tiempo, cuando se fraguaba el personaje, y se producían también los viajes a Canarias, en su blog, ahora cerrado, "Apaga y Vamonos" http://jamonago.blogspot.com.es, dejaba 'sus pensamientos', mientras fraguaba el que sería la gran idea de la pareja Redondo-Monago, el eslogan que les llevó a vencer: "Lo primero, el empleo". Casi cuatro años después, promesa discutiblemente cumplida...

El perfil de Monago creado por Redondo ha tenido momentos inolvidables también televisivos... Algunos cercanos al surrealismo.

Monago, estrella de youtube
El mejor ejemplo, cuando al presidente extremeño le dio por mostrar sus habilidades con los idiomas y se dirigió a los extremeños en un mensaje navideño ¡en euskera y en catalán! Tampoco parece muy explicable el arranque que en algún momento le dio por demostrar su dominio del inglés.., aún fuera solo para disculparse...



Claro, que no siempre que usaba el catalán era para 'hacer amigos'. Así, al alcalde de Barcelona Xavier Trías, que criticó el gasto del AVE a Extremadura, le retó a un duelo donde él quisiera... "si tens collons".



Tambores, tractores, alcantarillas...
Pero volvamos a las frases, de las que hay toda una cascada de ejemplos de la que parece especialidad de Redondo, ya que casi para cada acto o situación tenía una que poner en boca de Monago.., con resultados diversos: "Sólo se miente más que en la caza, en periodo electoral", dijo en una feria de la caza en Badajoz. "Saldremos adelante no con ruido de tambores, sino con ruido de tractores", fue una de sus frases 'redondas'; o con la que se distanció de Gallardón con el asunto de la non-nata ley del aborto: "Nadie puede obligar a una mujer a ser madre".

Aunque para divertido, el lío que se hizo colocando esta frase en la que protestaba por el reparto de la financiación autonómica: "'dar más a Mas' y Mas es el que ha hecho menos en los objetivos de déficit... y por lo tanto no se trata de darle más a Mas, sino de darle más al que más ha hecho y menos al que no hizo mas... "


Más recientemente utilizó otra frase no menos 'redonda' que, dicen los rumores, podría haberle costado la crisis que ahora padece, porque la dijo justo después de que Cospedal dijera que el PP "ya no puede hacer más contra la corrupción". Idea de su 'jefa' secretaria general del partido, a la que Monago contestó con lo que quizás sea su epitafio: "Cuando huelen las alcantarillas hay que limpiarlas, no hay que taparlas". A las pocas horas de pronunciar esta frase se conocieron sus viajes a Canarias por asuntos 'personales'.

Monago 'missing', que diría él con su plurilingüismo
Después le vimos llorando en las jornadas de Buen Gobierno que él organizaba en Cáceres, mientras le aplaudían cuando se escuchaba a Cospedal, tragando saliva y trastabillándose, decir que "eres un referente", y a Rajoy su habitual "estamos contigo"... Y desapareció. Porque Monago, sin causa conocida, ha cancelado todas sus apariciones públicas previstas. Canceló una programada inauguración de una estación de ITV en el municipio pacense de Herrera del Duque el lunes. Y no apareció, hecho sin precedentes, en la inauguración de la Feria de la Construcción, la FICON, el miércoles. Y... Y este jueves ya no puede evitarlo, porque sería el aviso de algo muy grave, tendrá que volver a 'mostrarse a la luz' en la Asamblea de Extremadura, donde le esperan preguntas incómodas y, muy posiblemente, la petición de que presente una moción de censura por parte de los otros tres partidos presentes en la cámara.

Y más adelante, el lunes, su comparecencia en un desayuno informativo en Madrid... Aunque el lunes, tal y como le van las cosas, puede parecer un calendario muy a largo plazo para el presidente extremeño.