‘A Dios rogando y con el mazo dando’, un clásico del refranero español que se cumple perfectamente en los últimos tiempos en el Ayuntamiento de Boadilla del Monte. El Gobierno municipal del popular Antonio González Terol tenía la oportunidad de intentar limpiar el municipio de la imagen de corrupción que dejaron sus predecesores Arturo González Panero y Juan Siguero, imputados por sus vínculos con la trama de Correa. Pero lejos de eso, los actuales dirigentes del municipio devuelven a regañadientes el dinero público de los desaguisados de las anteriores legislaturas obligados por la Justicia y son condenados por acosar laboralmente a testigos de la Gürtel, que sigue denunciando provocaciones sistemáticas -de hecho este sábado hay en el municipio una nueva concentración de apoyo a Ana Garrido-.

Frente a actuaciones tan poco ejemplarizantes el Ayuntamiento ha fiado buena parte de su imagen pública a una apuesta por la religión católica, a veces con preocupantes connotaciones integristas, de hecho el propio González Terol, que también es diputado en la Asamblea de Madrid, es miembro de la orden ultracatólica medieval del Santo Sepulcro -para proteger lugares santos en Jerusalén-. Estas son algunas de las derivas que han alarmado a vecinos y partidos de la oposición:

- Feudo contra el aborto. La marcha atrás de Rajoy con el proyecto de reforma del aborto ha pillado a Terol con el pie totalmente cambiado. El presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, que ha convocado una manifestación contra el PP el próximo 22 de noviembre, ha hecho de Boadilla uno de sus feudos preferidos de propaganda gracias a la ayuda del Ayuntamiento.

- Servicios sociales en manos de fundaciones religiosas, dando así a la atención pública apariencia de caridad. El Ayuntamiento acaba de renovar la gestión del "servicio de ayuda a domicilio" a quién se lo encargara al principio de la legislatura, la Fundación Altius Francisco de Vitoria, es decir, a una organización dependiente de los Legionarios de Cristo. Esta fundación, que ya fue privilegiada por Esperanza Aguirre, ha causado controversia en anteriores ocasiones por hacer proselitismo de su ideario a través de los servicios sociales que les encargan.

- Búsqueda de mártires cristianos. El Ayuntamiento se afana en los últimos meses en buscar en el municipio los restos de un santo y 80 niños a los que supuestamente les cortaron las cabezas en Boadilla del Monte. Así lo explicaba ABC: "Cuenta la tradición cristiana que el patrón del municipio fue martirizado en el año 717, durante la invasión musulmana. No hay datos constatados sobre su existencia, pero la Hermandad de San Babilés aporta numerosas referencias históricas sobre el episodio que le llevó a su canonización". El presidente de la Hermandad de San Babilés es Rafael de la Paliza, concejal en el equipo municipal de Terol.

La búsqueda del santo en Boadilla llegó el pasado fin de semana al programa Cuarto Milenio de Iker Jiménez. "Al parecer es un santo todavía milagroso", explicaba la periodista Carmen Porter. El alcalde y el cura del municipio intervienen en el reportaje explicando el martirio de San Babilés y el reportero concluye diciendo que esperan nuevos descubrimientos sobre el "santo milagrero de Boadilla" y de que estamos ante una historia "que desgraciadamente se está repitiendo en pleno siglo XXI en Siria e Irak". A continuación cambiaron de tercio para hablar de un alien-rata, de presuntos huevos extraterrestres y del lago Ness. El reportaje se puede ver en este enlace a partir aproximadamente de los 40 minutos de programa.