En una entrevista en el diario El Correo, Uriarte ha animado al Gobierno a actuar con "generosidad" porque, según ha dicho, "ha de ser fiel al principio de la justicia, pero teniendo en cuenta que una justicia sin misericordia no es humana" y ha considerado que debe "fomentar, con su forma de aplicar los principios legales, las condiciones que favorezcan el hecho de pedir y el de conceder el perdón".

El dolor de las víctimas es "muy respetable"
Uriarte ha dicho que el dolor de las víctimas de ETA es "muy respetable y todo lo que se haga por repararlo será poco", pero ha considerado que este colectivo no debe "marcar la dirección política del Gobierno".

El camino hacia la paz no tiene marcha atrás
Uriarte ha reconocido que "no será fácil" alcanzar un acuerdo sobre las medidas que afecten a los presos de ETA debido a "la suma gravedad de muchos delitos" y a "la distancia ideológica entre los interlocutores", así como a las "serias dificultades" que tendrían las víctimas para aceptar la posible concesión de indultos. Sin embargo, se ha mostrado convencido de que, aunque faltan "pasos importantes desde flancos diversos", "el camino hacia la paz no tiene marcha atrás".

Intermedió entre el Gobierno de Aznar y ETA
En diciembre de 2009, a pocos días de dejar el Obispado de San Sebastián,  Juan María Uriarte, aseguró que "volvería a intermediar" entre el Gobierno y ETA si fuera necesario. "No estoy nada arrepentido de haber tomado parte de esto", afirmó el prelado, que participó en la mesa de negociación entre la banda terrorista y el Ejecutivo de José María Aznar durante la tregua de 14 meses decretada en septiembre de 1998.

Pati López: "Rajoy está por lo menos receptivo"
Este viernes,  Patxi López, tras su reunión con Mariano Rajoy en la Moncloa, en la que le pidió aprovechar el fin de la actividad armada de ETA para instaurar el fin definitivo del terrorismo en el País Vasco, definió la actitud del presidente del Gobierno de “por lo menos receptiva”. Al ser preguntado sobre la respuesta de Rajoy a sus planteamientos, el lehendakari dijo estar “convencido” de que "antes o después" el Ejecutivo aplicará las medidas de reinserción previstas que "reconoce la propia Constitución" y que "asumirá esto como lo que es, un asunto de Estado" en el que el objetivo es "hacer definitiva la paz".

Moncloa dice que su actitud sigue siendo la misma
Sin embargo, desde  Moncloa afirmaron que el Gobierno no ha cambiado de posición al respecto y que mantiene el mismo criterio de siempre. Rajoy le ha trasladado al lehendakari que coinciden en que ha sido la unidad de los demócratas la que ha acorralado a ETA y que el Ejecutivo mantendrá la comunicación constante con el Gobierno vasco y con el PSE, el PP y PNV. Pero nada más.