El salón de plenos del Ayuntamiento de Brunete estaba este jueves a rebosar, se discutía una moción del PSOE, que lleva tiempo batallando para que se retiren los símbolos franquistas de la localidad. El Gobierno local, del PP, pretendía convertirlos en Bien de Interés Cultural para justificar su permanencia. Al final, los socialistas han conseguido el apoyo de los concejales de Izquierda Unida y, por primera vez, los votos favorables de UPyD. Estos últimos han sido determinantes.

El giro de UPyD
Como ya explicó ELPLURAL.COM en una anterior información, hasta ahora, los concejales de Rosa Díez en Brunete habían apoyado al Gobierno municipal del PP con el argumento de que esos símbolos franquistas forman parte de la historia de España y que retirarlos “sería como quitarles los monumentos a los romanos”.

Un día histórico para el municipio
El portavoz socialista en el Ayuntamiento, Fernando Corvo, ha dicho que lo acordado en el pleno es que “los espacios públicos sean un punto de encuentro y no de enfrentamiento o agravio” y calificó el día de ayer para el municipio de “histórico”.

El PSOE dio la batalla ante Patrimonio
Los socialistas en el municipio habían avanzado hace unos días en las redes sociales que, tal como se habían comprometido, “tras alertar a ciudadanos y medios de comunicación sobre las intenciones del alcalde de incluir los símbolos franquistas en el expediente que solicita la declaración de Bien de Interés Cultural de la Plaza Mayor e Iglesia”, el pasado 4 de febrero habían registrado “las alegaciones pertinentes en la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid”.

La oposición está en mayoría
El PSOE pidió en su moción presentada en el Ayuntamiento “la denegación como Bienes de Interés Cultural de todos los escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación -personal o colectiva- de la sublevación, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura que se incluyen en la solicitud del Ayuntamiento de Brunete”. La propuesta fue aprobada con los dos votos de IU y y los dos UPyD, que junto a los tres concejales del PSOE  sumaron mayoría frente a los seis del PP.