Encuentro de José Luis Rodríguez Zapatero con Tony Blair en La Moncloa, en julio de 2010. MONCLOA Encuentro de José Luis Rodríguez Zapatero con Tony Blair en La Moncloa, en julio de 2010. MONCLOA



El primer libro de José Luis Rodríguez Zapatero saldrá a la venta el próximo 26 de noviembre. Lo primero que hay que aclarar es que ni es un libro de memorias ni es una biografía, no tiene por tanto nada que ver con los libros publicados recientemente por Aznar, Solbes, Bono o Alfonso Guerra. Es un libro sobre la crisis, concretamente es un libro sobre la segunda fase de la crisis, la peor y la más dura, que le tocó gestionar al presidente Zapatero, por eso el libro se titula El Dilema. 600 días de vértigo y en él no solo relata cómo vivió esos días tremendos, si no que aporta mucha información y cuenta muchas cosas que no se saben. La editorial Plantea ha anunciado hoy que el presentador del libro será, nada más y nada menos, que Tony Blair, ex primer ministro británico.

La relación con  Tony Blair
El ex premier británico recuperó el poder para el Partido Laborista (el equivalente al PSOE) después de décadas y décadas en la oposición, es claramente pro-europeo  y llevó a su país a un espectacular crecimiento económico. Y también llevó a su país a la foto de las Azores, con la que Bush, Aznar y él solemnizaron la declaración de guerra a Irak. Blair pagó caro esa foto. La oposición de la opinión pública británica a la guerra y lo que veían como sumisión a Bush, provocó un grave deterioro en su imagen. Aún así Blair volvió a ganar las elecciones, a mitad de mandato se fue y dejó como sucesor a Gordon Brown, que fue el que luego las perdió.

Aunque de la misma familia política, la relación entre Blair y Zapatero no comenzó bien, precisamente por la guerra de Irak. Zapatero no solamente se opuso a esa guerra, sino que cumplió su promesa de retirar las tropas de Irak en cuanto llegara a La Moncloa. Cumplió, y eso provocó un efecto dominó porque inmediatamente muchos países empezaron a anunciar su retirada y eso supuso el principio del fin de la invasión. Blair superó pronto el 'disgusto' por la retirada de las tropas españolas, político pragmático y firme defensor de la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea, protagoniza un capítulo del libro de Zapatero.

El por qué: Blair pudo presidir la UE
El origen de la crisis que sigue asolando a España es internacional, los países del euro al tener moneda única se vieron obligados a dar una respuesta conjunta y quedó en evidencia que ni la unión económica y bancaria estaba completada (en el caso de la segunda ni siquiera iniciada) y la unión política más que deficiente. Por tanto una de las vertientes que analiza el presidente Zapatero en su libro es el impacto de esa defiende 'gobernanza' europea en la gestión de la crisis del euro.

Hubo un momento, un episodio, que pudo ser muy relevante, la elección del primer presidente del Consejo Europeo. La elección tuvo lugar unos meses antes -a finales de 2009- del primer rescate a Grecia. Algunos jefes de Gobierno de la Unión Europea, entre ellos Zapatero, apostaron porque el primer presidente del Consejo Europeo fuera alguien con un potente relieve político, alguien que pudiera actuar como un verdadero líder de la Unión, no solo como un tecnócrata. La candidatura de Tony Blair se puso sobre la mesa y se barajó hasta el final. Las razones y los responsables  de que finalmente Blair no presidiera la UE y se eligiera a un belga, Herman Van Rompuy, se explican en el libro y de momento la editorial no lo desvela.