El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha comparecido en Ferraz, rodeado de su ejecutiva en un tono comedidamente triunfalista para dejar un mensaje inicial: los socialistas han recuperado la distancia que perdieron respecto al PP en 2011. "Hemos recuperado más de dos millones de votos", ha dicho, antes de proclamar que el partido que dirige "es la primera fuerza de la izquierda en toda España".

Sánchez ha anunciado también que "el PSOE va a liderar el cambio a la izquierda que han votado los españoles", antes de asegurar que "vamos a asumir nuestra reponsabilidad, que será articular gobierno progresistas en Comunidades y ayuntamientos para un cambio seguro...".

Pero Sánchez ha ido más lejos, y ya pensando en las elecciones generales ha anunciado que "si algo queda claro es que éste es el principio del fin de Mariano Rajoy como presidente de Gobierno... Se abre un nuevo ciclo político en la vida española, que lo va a liderar el PSOE". Y ha concluido haciendo una promesa: "lo mejor está por venir".