“Creemos que España debe invertir sus recursos económicos en materias más importantes que los Juegos Olímpicos”. Así de contundente se mostró la miembro del COI, Nawal El Moutawakel, tras la eliminación de la candidatura de Madrid 2020. Sus palabras echaron por tierra el discurso oficial del presidente Mariano Rajoy, quien intentó convencer sin éxito de que “Madrid es la base financiera más razonable y responsable en la historia olímpica reciente, y el 80 por ciento de las inversiones ya están realizadas”.

Las palabras de Nawal El Moutawakel han sido recogidas por el canal de noticias Eurosport, donde se aportan seis razones por las que ha perdido Madrid 2020. Además de la maltrecha situación económica por la que atraviesa nuestro país, el prestigioso portal de deportes señala los siguientes factores:

1. Lobby europeo de cara a París 2024

Pudo ser una de las grandes claves del voto de miembros europeos del COI implicados en los futuros y posibles proyectos de París, Roma o Berlín. Es decir, evitar que Madrid celebrara los de Madrid 2020 y llevarlos a un país de extremo oriente o Turquía, considerado a caballo entre Europa y Asia. Así más probabilidades para una gran capital europea.

 2. El modelo austero de Juegos no convenció

La gran propuesta que presentó Ana Botella en las declaraciones previas y que fue replicada por el miembro del COI, Alberto Grimaldi (Príncipe de Mónaco) no fue suficiente. Madrid prometía organizar los Juegos de 2020 con 1.900 millones de dólares. Tokio quiere gastarse 4.400 millones y Estambul, 16.800.

 3. No importa el avanzado estado de construcción de las instalaciones deportivas

El punto fuerte de Madrid 2020 frente a otras candidaturas, ya que estaba mucho más avanzado que Tokio o Estambul, no fue un motivo de peso en la elección.

 4. Mejorable imagen de los responsables

Aunque no es cuestión de buscar culpables, en varios foros se criticó que alguno de los personajes más visibles como el presidente del COE Alejandro Blanco o la alcaldesa de Madrid Ana Botella, no se defendieran bien hablando inglés.

5. Exceso de optimismo

Madrid concurría a su tercera votación consecutiva y, además, tenía la esperanza de que una gran capital europea pudiera albergar unos Juegos tras Río 2016 en Brasil. Pero ninguno de estos dos factores pesó en absoluto en la abrumadora votación desfavorable a España. A la tercera no fue la vencida.