El Partido Popular está metido en un proceso urgente de búsqueda de caras 'nuevas', en el sentido de que estén limpias de cualquier sospecha de corrupción... Y dos personas aparecen como las mejor colocadas. Una por elección de Moncloa. Otra por 'superviviencia' del terrible varapalo sufrido por el PP el pasado domingo.



La trama Gürtel hasta las raíces
Nos referimos a Pablo Casado, que suena como el mejor colocado como sustituto de una Cospedal débil como nunca antes (¡en una tertulia de la COPE han llegado a hablar del 'error de darle la secretaría general al tiempo que la baronía de Castilla-La Mancha'!), y a Cristina Cifuentes, quizás la única candidata 'popular' que ha salido reforzada, al menos no castigada, de las urnas...

Sin embargo, lo cierto es que las agendas de Correa y allegados con las que se hizo la UDEF, la policía judicial, en sus investigaciones en las diferentes sedes de las empresas de la Gürtel, y que ahora figuran en el Sumario, demuestran que las raíces que tenían los corruptos en el PP eran muy profundas...



Como se ve en la documentación que adjuntamos, contaban con los teléfonos móviles de toda la estructura de poder del PP Madrileño (aquí sólo incluimos parte de los teléfonos que aparecen en la agenda)... Y como se ve, en el caso de Esperanza Aguirre lo que tenían eran los teléfonos de contacto a través de sus secretarias... no es así en el caso de Cifuentes, sin que podamos decir por ello que la llamaban o la utilizaron en operación alguna. Sólo que tenían capacidad para hacerse con esos teléfonos de acceso directo, los móviles personales.

Pablo Casado en la agenda..., tomado a mano, no como parte de un listado



En el caso de Pablo Casado aún es más llamativo. El teléfono de la 'nueva cara' popular, de uno de los motores de regeneración... aparece escrito a mano, como cuando se toma según te lo 'cantan'... ¿Por qué lo tenían Correa y su gente? Justo encima de su nombre se ve que aparece el de Prada... Debajo una reunión sobre la Bescam, la policía autonómica de Madrid...