Francisco Javier León de la Riva ha dejado la Alcaldía de Valladolid y delegado sus funciones en la primera teniente de alcalde Mercedes Cantalapiedra, que ocupará el sillón hasta que se constituya el nuevo Gobierno municipal el 13 de junio. El polémico político cambia su decisión después de haber anunciado que aguantaría hasta esa fecha. Según ha asegurado hoy, al hacer su anuncio, se lo ha recomendado así la asesoría jurídica una semana después de hacerse pública la condena que le obliga a 13 meses de inhabilitación por un delito desobediencia. Sin embargo, ha añadido que se mantendrá como concejal hasta el día 12.

Una coalición de izquierdas gobernará
De la Riva ha sido desalojado del poder por una coalición de izquierdas que integran el PSOE  (8 concejales) y Valladolid Toma la Palabra ( 4)) y Sí se Puede (3), que cerró el pasado 27 de mayo un acuerdo.

El alcalde en funciones ha firmado un decreto al mediodía de este viernes por el que delega las funciones en la teniente de alcalde, nasí que a partir de ahora o podrá firmar ni adoptar acuerdos. Aunque, según ha apostillado en sus declaraciones ante los medios,  "no se va" del Ayuntamiento, ya que seguirá siendo concejal en funciones hasta el día 12.

Dará clases de medicina hasta su jubilación, en noviembre
Durante la campaña electoral fue juzgado por desobediencia, pero aún así  anunció que optaba por un nuevo mandato al frente del Ayuntamiento de Valladolid. La condena, hace una semana, frustró sus planes de permanecer en la política. Según ha anunciado, el 14 solicitará  su reincorporación a la Facultad de Medicina como profesor de Obstetricia y Ginecología, puesto desde el que piensa solicitar su jubilación cuando cumpla los 70 años, el 15 de noviembre.