El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, durante la rueda de prensa que ha ofrecido hoy. EFE El consejero de Sanidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty. EFE



El consejero de Sanidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ha vuelto a indignar a los médicos con su idea, planteada este lunes, de cambiar el modelo de funcionarios en la sanidad por el de simples contratados, con el pretexto de “incentivar” a estos profesionales. Desde las asociaciones de médicos se ha recordado al consejero que su motivación es “curar a los enfermos” y denuncian que detrás de sus palabras hay un intento de “precarizar y privatizar la sanidad”.

Un modelo "más flexible"
Lasquetty ha criticado este lunes el modelo de recursos humanos actual basado en médicos funcionarios y ha defendido reformar el sistema para conseguir una gestión de recursos humanos que ha tildado de más "flexible". Al respecto, ha puesto como ejemplo al Reino Unido, donde los médicos son contratados.

Lasquetty anuncia que empezará a "dar pasos" en esa dirección
El consejero ha advertido de que el Gobierno madrileño va a tratar de dar algunos "pasos" al respecto, aunque ha reconocido su falta de competencias en este ámbito y que es una cuestión que requiere una reforma de las leyes a nivel nacional. Lasquetty, que impulsó hace un año la privatización de la gestión sanitaria de seis hospitales de la comunidad paralizada por el momento por la justicia, ha hecho esta propuesta tras la inauguración de una jornada de salud organizada por la Facultad de Derecho (ICADE) de la Universidad Pontificia de Comillas.

"Un modelo más incentivador"
El dirigente popular ha indicado que debería pensarse en introducir en España modelos que él considera de más flexibilidad y un sistema "mucho más incentivador", que permita "reconocer y recompensar" a los profesionales que trabajan bien y "responsabilizar" también al que "no está cumpliendo".

Los médicos le responden que su motivación es salvar vidas
La reacción de los médicos no se hizo esperar. Desde la Asociación de Facultativos Especialistas (AFEM), su portavoz, Mónica García, ha reprochado al consejero desconocer las motivaciones reales de los profesionales de la sanidad, centradas, según ha subrayado, en salvar vidas y curar a los enfermos.

El objetivo es "privatizar la sanidad"
Pablo Martínez, portavoz de otra asociación de médicos de Madrid, Asociación de Médicos y Titulados Superiores (Amyts), ha dicho que lo que sugiere el consejero es que los médicos abandonen voluntariamente su plaza de funcionarios, “pero ninguno va a renunciar a su plaza, más aún cuando el verdadero objetivo de todo esto es precarizar el trabajo y privatizar la sanidad".

El portavoz de Amyts ha recordado que el 30% de los trabajadores de la sanidad madrileña son interinos y ha denunciado que la pretensión del consejero es un paso más en su camino hacia la privatización del sistema sanitario.