El profundo shock que ha supuesto para el Partido Popular saber que Rodrigo Rato se había acogido a la amnistía fiscal, unido a las imágenes del proclamado por el PP como autor del "milagro económico español" y el mejor ministro de Economía de la Democracia (también proclamaban los populares y medios afines que Cascos era el mejor ministro de Fomento de la Historia) entrando en un coche de Vigilancia Aduanera como detenido, ha supuesto todo tipo de teorías y especulaciones. ¿Sabía Rajoy o no que iban a registrar la casa de Rato y lo iban a detener temporalmente? ¿Cuándo se enteró? ¿Quién y por qué filtró la noticia a la prensa? Ahora emerge la teoría de que el Gobierno acometió una "voladura controlada" del escándalo.

Ejemplo de lucha contra la corrupción
Los pocos en el PP que barajan la teoría de la 'voladura controlada' explican que Rodrigo Rato estaba siendo investigado por la Agencia Tributaria desde hace un año y que es mejor que estallara ahora el escándalo, con escarnio público incluido, que no en vísperas de las elecciones generales. El Gobierno y el partido asumen que tendrán castigo electoral en las municipales y autonómicas, pero "hay quien cree que hasta las generales hay tiempo para remontar, porque se notará más la mejoría económica, mejoraran mucho los datos del paro y Rajoy se puede presentar como alguien implacable contra la corrupción afecte a quien afecte".

Si Montoro y Guindos lo sabían, Rajoy también
Cada vez son menos los políticos del PP dispuestos a creerse que Rajoy no sabía nada y se enteró por la prensa. Cargos medios del partido sostienen que Montoro conocía la lista de los 715 investigados, que es Montoro quien decide pasar la lista al Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (SEPBLAC) que depende de Luis de Guindos y "a nadie le entra en la cabeza que De Guindos y Montoro no avisara a Rajoy".

Voladura controlada fallida
Hay un sector del PP que no cree en conspiraciones ni aznaristas ni marianistas, sino un intento de hacer "una voladura controlada que ha acabado en un desastre total". Creen que todo arranca con la "maldita" amnistía fiscal, en palabras de un político del PP, dado que al aparecer el nombre de Rodrigo Rato el Gobierno sabe que tiene una bomba de relojería entre manos, y más cuando Rato pasa a formar parte de la lista de los 715. "Hace un año que la Agencia Tributaria investiga a Rato y esas investigaciones no las puede parar ningún Gobierno”,  por lo que para algunos en el PP “da la impresión que entre Guindos y Montoro intentaron hacer una voladura controlada del escándalo y lo que ha pasado es que  nos ha estallado en plena cara”.

Esperar a que el escándalo salpique a otros
El director general de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, no dio nombres en el Congreso sobre los investigados, pero dejó en el aire una sospecha al afirmar que se sigue investigando y saldrán más datos. Eso ha llevado a sospechar que si el estallido del escándalo Rato a 40 días de las elecciones municipales y autonómicas perjudica al PP, "si hay alguien del PSOE entre los 715 que se sepa a 15 días de las elecciones puede hacer olvidar el asunto de Rato y centrarse en atacar a los socialistas". De ser buena esta teoría falta una conclusión: en ese caso los beneficiados son Ciudadanos y Podemos.