Sin posibilidad de réplica
La diputada Cayetana Álvarez de Toledo publica este martes un artículo en El Mundo en el que ajusta cuentas con Mariano Rajoy por imponer la ley del silencio en el PP ante las divergencias internas. Así, lamenta que el jefe del Ejecutivo pusiera punto y final a la Junta Directiva celebrada ayer, por primera vez en más de dos años, sin permitir el debate:
"Como tantos otros diputados y altos cargos, hasta un número cercano a los 600, ayer fui convocada, por primera vez en más de dos años, a la Junta Directiva Nacional del Partido Popular. Acudí con interés a escuchar a nuestros máximos dirigentes y también con la voluntad de tomar la palabra. Por desgracia sólo pude escuchar. Cuando el presidente acabó de hablar se dio, abruptamente, el acto por concluido, sin que ninguno de los asistentes pudiera tomar la palabra. Yo llevaba unas notas más o menos ordenadas. No era mi intención redactarlas y publicarlas aquí".

Dicho y hecho. La antigua tertuliana de la Cope de Losantos y colaboradora del exministro Ángel Acebes explica en El Mundo lo que ayer no pudo decirle a Rajoy. Tras felicitarle por su "excelente tarea" en el ámbito económico le advierte de que la economía ni "lo es todo ni es suficiente". En este sentido saca a relucir lo que viene a ser un rumor a voces: las encuestas no traducen en apoyos esa recuperación de la que hace gala el Gobierno.

"Déficit grave de política"
Y va más lejos, en su opinión el PP no tiene el problema de comunicación al que apelan algunos sino un "déficit grave" de política. En su opinión, si no se hubiera abandonado la política, la fuga de votos a otros partidos no se habría producido, al menos de la misma manera. Entre otras cosas, reprocha al PP de Rajoy no saber estar a la altura, especialmente ante el desafío soberanista en Cataluña:
"Yo creo que el partido no sufre un déficit de comunicación o de marketing. Yo creo que sufre un déficit, grave, de política. No basta con rescatar la economía. También la política ha de ser rescatada. Debemos evitar el tacticismo y la tecnocracia, y volver a hacer política. Política ambiciosa. Política de perfil alto. Política de calidad. No la política low cost del populismo. Política para hacer frente a los grandes desafíos que tiene España, que son también y principalmente políticos".

Por si fuera poco, frente a la indolencia del PP destaca la actitud de Ciudadanos, el llamado 'Podemos de la derecha', que sí ha sabido hacer "un discurso nítido y combativo en defensa de nuestro sistema de convivencia". Para ahondar en la herida subraya el éxito del partido de Rivera en las encuestas y apunta a un posible acuerdo con ellos apelando un mismo "suelo transversal de valores democráticos, empeños regeneracionistas y objetivos políticos racionales".

O cambia o no podrá sobrevivir
En su opinión, al PP no le queda otra que recuperar la política de altura o no tendrá "posibilidad de supervivencia":
"El Partido Popular es una impresionante estructura de poder. Pero sobre todo es, ha sido hasta ahora, una impresionante fuerza política. Subrayo, política. La mayoría de los problemas que nos atenazan, incluido el de la corrupción, no existirían si el Partido Popular no hubiese abandonado la política. Creo, incluso, que si no hubiéramos abandonado la política la competencia de los partidos que disputan nuestra hegemonía sería menor. De ahí, queridos compañeros, querido presidente, que recuperar la política no sólo sea ahora nuestro reto principal, sino también nuestra única posibilidad de supervivencia".

En la FAES de Aznar
Cayetana Álvarez de Toledo siempre ha estado adscrita el sector antimarianista. Está al frente del área interncional de la FAES. Entró en el PP de la mano de Ángel Acebes después de triunfar en la COPE de Losantos como tertuliana, donde defendió, entre otras cosas, las teorías conspiranoicas del 11-M. Trabajó  también en El Mundo como columnista, donde escribió artículos al alimón con Anson.