Inmerso en la representación de la obra teatral 'Caminando con Antonio Machado', el actor José Sacristán ha concedido una entrevista al Diario de Lanzarote donde muestra su proximidad a Podemos y a Ciudadanos como opciones políticas que podrían contribuir a la regeneración política del país.

Sacristán se moja
Reconocido activista de izquierdas, Sacristán expresa su decepción ante la deriva de los partidos progresistas, ataca sin reparos al Partido Popular por subir al 21% el IVA cultural y lanza un mensaje a la ciudadanía: “Con todo lo que se sabe, muchos de estos van a volver a ser votados y aplaudidos, y será el momento de reconocer que somos un país de mierda”.

Las declaraciones más llamativas
ELPLURAL.COM reproduce algunos de los fragmentos más interesantes de la entrevista concedida por Sacristán al Diario de Lanzarote.
- Yo no tengo la autoridad moral de Machado. Yo soy de Chinchón y me encanto y me cabreo a la medida de mi pueblo. Estoy esperanzado, después del cabreo monumental que tengo con la izquierda de este país, porque de la derecha ni hablo, no pierdo el tiempo. Estoy esperanzado con Podemos y con Ciudadanos y con actitudes más críticas. La impunidad con la que la derecha ha operado, el descaro, la grosería, el desprecio... es porque sabían que no tenían contrincante.

- No nos engañemos. Aquí hay niveles de culpabilidad pero inocentes hay muy pocos. Con todo lo que se sabe, muchos de estos van a volver a ser votados y aplaudidos, y será el momento de reconocer que somos un país de mierda. Pero parece que algo se mueve.

- Estamos viendo una demostración de desprecio total y absoluto por la cultura, con el 21 por ciento del IVA. Antes lo que no había era la osadía con la que ahora te dicen “te jodes”. Esa osadía y esa impunidad se consiguió gracias a la mayoría absoluta, por la inoperancia de la izquierda, la ida a la mierda de la izquierda, y ahí siguen. Cuando se pierde la autoridad moral nos vamos a hacer puñetas.

- Hay que ser prudente. Yo no aplaudo a rabiar y a Monedero hay que darle un tirón de orejas, pero hay gente muy interesante como Manuela Carmena, y está demostrada la cochambre de los otros.

- Antes era una España “pobre, escuálida y beoda”, como decía Machado, con una maleta de cartón, y ahora el que llega a Alemania lleva un Ipad, viene del confort, y le toca servir salchichas. Esa es la gran putada, el espejismo del estado de bienestar, y de ahí la responsabilidad de la izquierda. Ha sido cómplice de este  espejismo y ahora no hay una crisis, es una guerra sin tanques ni aviones pero hay muertos laborales, sociales, morales..., y no hay fuerza moral en la izquierda.