Carlos Floriano y José Antonio Monago. Foto: PP Carlos Floriano y José Antonio Monago. Foto: PP



El PP de Extremadura, como el de la Comunidad valenciana o el de Madrid, también contrató a las empresas de la Gürtel, según la nueva documentación ingresada en el sumario de este caso, que instruye el juez Pablo Ruz en la Audiencia Nacional. El PP extremeño ha salido enseguida a aclarar que los actos organizados por los de Correa fueron encomendados por el PP nacional. Fuentes políticas extremeñas traen a colación hoy el extraño robo de documentos en la sede del PP de Mérida y en los domicilios del presidente regional, José Antonio Monago, y el alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso, del que se hizo eco ELPLURAL.COM, ocurridos el 31 de enero pasado en la noche, unas horas después de que se desvelaran los papeles de Bárcenas sobre la presunta contabilidad B del partido.

El caso salpica a Floriano
El juez Ruz tiene ya en su poder las facturas y la documentación sobre las contrataciones a las empresas de la Gürtel para actos y acciones realizadas en extremaduras por el PP, entre 1999 y 2004, especialmente de cara a las elecciones autonómicas de 1999, el congreso regional de 2002 y las elecciones autonómicas de 2003. La cuestión no es baladí porque el presidente del PP extremeño entre 2000 y 2004 era Carlos Floriano, actualmente el número tres de la formación a nivel nacional. Le había precedido en el cargo Juan Ignacio Barrero. El diario Hoy.es ofreció los detalles de los trabajos facturados la trama al PP extremeño.

El PP señala a Génova
El PP en Extremadura se ha apresurado a echar balones fuera al afirmar que lo facturado por las empresas de la Gürtel "son fruto de la organización de actos y acciones en la comunidad autónoma por parte del Partido Popular de España, cuya dirección ya se ha manifestado sobre el caso". La explicación no ha dejado conforme al PSOE en la región que ha exigido a los populares “inmediatas explicaciones y aclaraciones” sobre esa información porque quienes "eran entonces presidente y secretario general del Partido Popular durante el periodo 2000-2004 son hoy diputado por Cáceres en el Congreso de los Diputados y presidente de la Junta de Extremadura, respectivamente", en referencia a Carlos Floriano y a José Antonio Monago.

El extraño robo en las casas de Monago y Fragoso y en la sede popular
Fuentes políticas extremeñas han recordado hoy el extraño robo, del que se hizo eco ELPLURAL.COM, ocurrido en la noche del 31 de enero pasado en los domicilios de Monago y del alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso, amigo del presidente extremeño. Sucedió horas después de que fueran desvelados los ya conocidos como papales de Bárcenas, las anotaciones del exconsejero del PP sobre la presunta contabilidad B del partido.

¿Una casualidad?
De toda la urbanización, que cuenta con 52 chalets y donde se encuentran ubicadas las casas de Monago y Fragoso, los ladrones curiosamente sólo entraron en esos dos domicilios, ubicados el uno del otro a unos cien metros y entre los que hay otras viviendas.
¿Una casualidad?

Un robo sin robo
Si esto era ya sorprendente lo fue más el hecho de que, según se supo, de la casa de Fragoso “supuestamente han sustraído algún objeto” y de la del presidente Monago “no llegaron a robar nada”. Pero no fue todo. Aquella misma noche, hubo otro robo, en las oficinas en las que el PP de Badajoz había tenido su sede, en la Ronda del Pilar. Monago, que estaba de visita en Madrid, respondió a los medios sobre aquellos extraños acontecimientos que se trataba de “una casualidad”. Claro que “una casualidad” ocurrida el mismo día que salieron a la luz las cuentas de Bárcenas.

Similitudes con la posible destrucción de pruebas en Canal Nou
El asunto recuerda la forma de actuar del PP en la Comunidad Valenciana, según denunció el líder de los socialistas valencianos, Ximo Puig, que acusó al Gobierno de Fabra de intentar "destruir pruebas" de la trama Gürtel con el cierre precipitado de Canal Nou.