La presidenta del Partido Popular de Madrid, Esperanza Aguirre, ha comparecido hoy en rueda de prensa para manifestar su "sentimiento de profunda vergüenza" por la macro redada policial que, entre otros, ha acabado con Francisco Granados detenido. Aguirre ha pedido perdón "a los madrileños y a los millares de militantes honrados del PP de Madrid "por haber propuesto como secretario general a este señor". Una aparición en la que se ha rasgado mucho las vestiduras, empatizando con el "hartazgo" de los ciudadanos, pero en la que no ha anunciado ninguna medida ni para castigar a los implicados ni para evitar en el futuro que se repitan los casos.

"No puedo ni quiero eludir la responsabilidad en el nombramiento del señor Granados para cargos de alta responsabilidad", ha asegurado Aguirre, que no sólo colocó a Granados al frente de la formación regional, sino que le dio varias Consejerías y le llegó a nombrar su número dos al frente del Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Como la Gürtel
"Hace más de tres años que  perdí la confianza en él, pero en ningún momento sospeché que usaba sus cargos para su enriquecimiento personal", ha manifestado la presidenta del PP de Madrid, quien ha vuelto a presumir de su presunta ética: "De haberlo sabido, lo hubiera puesto en conocimiento de la justicia y hubiera actuado con prontitud como hice en el caso Gürtel".

Pedir perdón
"No quiero eludir mi responsabilidad por haber depositado mi confianza en este señor y quiero pedir perdón a los madrileños y a los millares de militantes honrados del PP de Madrid por haber propuesto como secretario general a este señor", ha señalado Aguirre en la rueda de prensa celebrada en la sede del PP.

Las coletillas
Aguirre también ha lanzado mensajes que no sólo implican a la situación de Granados, sino que podrían valer para Mariano Rajoy: "Podría excusarme en la coletilla de la presunción de inocencia y en que hay que esperar a la decisión de los jueces. Los ciudadanos están hartos de esa excusa que usan los políticos para justificar a sus compañeros de partido. Los ciudadanos están hartos y yo también lo estoy, tenemos muchas razones para estarlo".

Un partido limpio
La lideresa ha recordado que cuando el PP ganó las elecciones en Madrid la primera vez fue "porque se presentó ante los ciudadanos como un partido limpio, absolutamente limpio". "Ese era nuestro tesoro y desafortunadamente lo hemos dilapidado. Por eso tenemos que pedir perdón", ha remachado Aguirre.

"Estoy imputada, pero no por corrupción"
Preguntada por los periodistas debido a su dureza, cuando Granados está sólo imputado, al igual que ella, ha señalado que "yo estoy imputada, pero no por corrupción. No será lo mismo aparcar en un carril bus que llevarse dinero de los contribuyentes. Lo que tienen que hacer es devolverlo". Y ha subrayado que "en este caso [de Granados] hay más que indicios de delito". Eso sí, preguntada sobre el caso de Ángel Aceges, la lideresa ha asegurado que "tengo la seguridad de que no se ha llevado dinero".