"Por la escuela pública y la libertad de expresión". Es el lema de la concentración acordada por los colectivos que integran la Plataforma de Defensa de los Servicios Públicos de la Costera, para el próximo día 13, ante el Ayuntamiento de Xàtiva, para denunciar el expediente abierto al colegio público Taquígrafo Martí de Xàtiva. La Plataforma acordó también instar a los partidos políticos de la oposición municipal a presentar en el Ayuntamiento "mociones de rechazo al expediente y por la libertad de expresión". Además, los sindicatos trabajan ya para que se convoque con carácter extraordinario un Consejo Escolar Municipal para que "se posicione emitiendo un informe en contra de esta actuación autoritaria de la Consejería de Educación".

La Generalitat "pretende inculcar miedo"
El Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de la Enseñanza del País Valencià (STEPV-Iv) había propuesto “acciones masivas y contundentes de rechazo” a la investigación abierta en el centro después de que se manifestaran varios alumnos contra el cierre de Canal Nou, coincidiendo con la visita del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra. En su opinión, la Generalitat "pretende inculcar miedo entre el profesorado y los personales de dirección". Por ello, animó a través de un comunicado a los centros educativos a "manifestar públicamente y sin miedo sus opiniones sobre la nefasta gestión del Partido Popular en el cierre de RTVV o en cualquier otro tema que consideren oportuno".

José Antonio Vidal, concejal de Seguridad, graba a los niños que gritan desde el patio. Foto ELPLURAL.COM José Antonio Vidal, concejal de Seguridad de Xátiva, graba a los niños que gritan desde el patio. Foto ELPLURAL.COM



Actitud propia de un Estado autoritario
Y es que el afán del PP por depurar responsabilidades ante la afrenta de escolares a Fabra ha abierto la caja de los truenos. El propio concejal de Seguridad Ciudadana grabó con su móvil a los alumnos de primaria y envió a policía local posteriormente a hacer averiguaciones. Una actitud que fue tildada por la oposición socialista de "intolerable y miserable". Posteriormente la consejería de Educación abrió el expediente informativo que ha provocado toda una movilización contra la actitud del Gobierno valenciano que, según denuncia STPV, es propia "de un Estado autoritario y no de una sociedad democrática moderna". Asimismo, el sindicato llama la atención porque no se censuren las visitas políticas a los centros y los altos cargos se hagan fotos con los alumnos que son posteriormente utilizadas para propaganda y promoción personal.

La consejera, obligada a rebajar la tensión
La polémica ha llegado a tal punto que la consejera de Educación, María José Català, aseguró que no buscaban sancionar al centro sino “analizar el comportamiento de la propia Administración", rebajando las afirmaciones del sábado del secretario general del PPCV, Serafín Castellano, quien habló de “averiguar si alguien ha utilizado a niños menores de edad para increpar en un acto a autoridades”.

Otros centros también ha protestado
Según recoge la edición valenciana del diario El País, son muchos los escolares, familias y profesores que se han manifestado contra el cierre de RTVV. Por ejemplo, el colegio público Max Aub de Valencia lo hace patente cada día con una pancarta en la que los niños reclaman dibuixos en valencià sobre la etiqueta #RTVV no es tanca. La pancarta lleva allí desde el 11 de noviembre, cuando el AMPA del centro convocó un acto sobre el cierre de la televisión pública, especialmente justificado porque varios padres eran empleados de aquélla. “Es una situación que puede surgir en cualquier centro y no se les puede perseguir por salir en defensa de Canal 9 o por defender la libertad de expresión”, señala Guillermo Martí, padre del Max Aub y secretario general de FETE-UGT del PV. “Habría que recordar que todos los inicios de curso vemos a políticos que van a los centros y los utilizan para proyectarse a través de ellos junto a los niños, y no pasa nada”.