Alternativa por Boadilla (ApB), el partido liderado por Ángel Galindo, denuncia irregularidades contables en la gestión del Ayuntamiento cuando estuvieron el frente del mismo Gonzále Panero y Siguero, al considerar que "las cuentas ponen de manifiesto que en dicho periodo se incumplieron de forma habitual, generalizada y recurrente los procedimientos legales y los controles establecidos para la tramitación de los gastos municipales, hasta el punto de que, al menos, 7,7 millones de euros en 2008, 9,0 millones en 2009 y 7,2 millones en 2010 corresponden a gastos que incumplieron las leyes presupuestarias y contractuales aplicables".

El Ayuntamiento apela al órgano regional
Ante los indicios de irregularidades, la formación de Galindo solicitó en el pleno del pasado 28 de octubre que el Tribunal de Cuentas fiscalizara los ejercicios de 2007 a 2010, pero se encontró con la feroz oposición de la mayoría del PP, que rechazó la propuesta. Desde el Ayuntamiento, según recoge El Mundo, alegan que las cuentas son revisadas por la Cámara de Cuentas regional y que si lo estiman conveniente serán allí quienes las envíen al Tribunal de Cuentas.

"Agujero contable millonario"
Galindo advierte de que en esos ejercicios se produjo el "reconocimiento extrajudicial de créditos" con informe negativo de la Intervención municipal y que las cuentas mencionadas "encubren un agujero contable millonario, presumiblemente con inicio en el ejercicio 2007 y que se ha ido trasladando, variando su importe, de un ejercicio al siguiente hasta la actualidad", por lo que la actuación del Tribunal de Cuentas supondría "una garantía adicional para todos los vecinos".