El presidente del Govern balear José Ramón Bauzá. EFE



Los socialistas de Palma han exigido al Ayuntamiento que revise de oficio la licencia del edificio donde el presidente José Ramón Bauzá tienen un piso valorado en 1,2 millones de euros y que debería haberse demolido según una sentencia del Tribunal Supremo, tal y como contó ELPLURAL.COM. El PSOE quiere que el expediente se trate igual que se hace con el resto de ciudadanos y no a través de una modificación urbanística "a medida" para salvaguardar el inmueble.

La promotora del edificio pidió una modificación urbanística par "blindar" la construcción, algo que el Ayuntamiento de Palma ha elevado al pleno municipal.

Posible demolición
Los socialistas lamentan que el Ayuntamiento haya decidido convalidar una licencia que, si se hubiera revisado de oficio, podría ser nula y obligaría a demoler parcialmente el inmueble por sus incumplimientos. Esto es lo que hubiera ocurrido con cualquier otro edificio, pero el alcalde Isern ha preferido hacer una modificación urbanística "a medida" y que ha sido redactada por el mismo promotor del edificio.

Flaco favor
“Isern le hace un flaco favor al presidente Bauzà y a la dignificación de la vida política de la que hace ostentación el alcalde” ha señalado la portavoz del PSIB-PSOE en el Ajuntament de Palma, la exalcaldesa Aina Calvo.

Modificación ad hoc
El edificio quedó fuera de ordenación cuando el Supremo anuló el estudio de detalle que amparaba la licencia. Entonces, el Consistorio de Palma podía, o bien revisar de oficio la licencia, o bien modificar ad hoc la ley para amparar una licencia que en estos momentos no tiene ningún sustento legal.

Restos arqueológicos
El expediente arrancó hace ya varios años, cuando se encontraron restos arqueológicos, por lo que se compensó al promotor con un aumento de edificabilidad del que derivan las irregularidades actuales.