“Los siete de Ciudad Real”, ciudadanos castellano-manchegos acusados  de faltar el respeto a María Dolores Cospedal cuando el pasado 27 de septiembre protestaban por las devastadoras políticas neoliberales llevadas a cabo por la neocon en Castilla-La Mancha, aprovechando que ésta y su consejero de Educación visitaban la capital, y que el lunes, 16 de diciembre, se enfrentan a un juicio por ejercer sus derechos, han creado una página web (http://www.cospedalteodia.org/) donde se recoge la posición de estos ciudadanos y el manifiesto que advierte que el PP, “con su secretaria general a la cabeza, María Dolores Cospedal, está persiguiendo a las personas dignas que protestan para defender nuestros derechos”.

Por Facebook y Twitter
Los señalados por las huestes de Cospedal y acusados por recriminarle la privatización de la sanidad y el desmantelamiento de la escuela pública, apoyan también su campaña en el resto de las redes sociales, como en Facebook (https://www.facebook.com/cospedalteodia), o Twitter (@cospedalteodia), denunciando la utilización de las “Fuerzas de Seguridad del Estado para aislarse de la protesta social”, al mismo tiempo que acusan a los dirigentes del PP de “perseguir a manifestantes pacíficos que tan sólo ejercen su derecho de libertad de expresión o manifestación”, y recuerdan que todos aquellos que protestan “ son agredidos, perseguidos, denunciados y encausados”, añaden en su manifiesto, “María Dolores de Cospedal intenta amordazar a los que se oponen a los recortes con una oleada de sanciones administrativas y procedimientos penales sin precedentes en esta democracia”.



El “16 D”, juicio contra la libertad
Grupo de ciudadanos que el próximo lunes se sentarán en el banquillo de los acusados, en un juicio que consideran “contra la libertad de expresión y de protesta; un juicio contra los derechos fundamentales; un día en el que Cospedal quiere silenciar a quienes se oponen”, concretan. Los perseguidos, que han pedido la comparecencia como testigos de Cospedal y de su discutido consejero de Educación, cuya mujer se ha saltado todas las listas de espera imaginables para ser operada de una hernia discal, se muestran perplejos porque si se condena o se sanciona a los acusados el “16 D”, en adelante todas las personas “seremos condenadas a la pena de sentir miedo cuando queremos ejercer nuestros derechos fundamentales, penadas por la duda razonable que nos asaltará cada vez que queramos manifestar nuestra opinión con libertad o reunirnos con nuestros compañeros y compañeras para expresar públicamente nuestro rechazo”. De esta forma, los firmantes aseguran que: “ Si no somos capaces de evitar este peligroso camino, pronto nadie tendrá el valor de enfrentarse a María Dolores de Cospedal y sus políticas, y ya no quedará nadie dispuesto a expresar en un acto de generosa valentía lo que pensamos todas y todos mirando a los ojos a quienes nos están ejecutando”.

Miembros de la plataforma Cospedal te odia. Miembros de la plataforma Cospedal te odia.



Un atestado de risa
“Los siete de Ciudad Real” que Cospedal lleva a juicio fueron identificados por la policía de la neocon en plan chapuza, como lo prueba el atestado, verdadero cúmulo de despropósitos. “Rezuma motivaciones políticas en cada uno de sus párrafos, pretende desvergonzadamente que pertenecer a movimientos sociales o partidos políticos opuestos al régimen es motivo suficiente de sospecha, e indicio de cometer un acto ilícito”, concluye, “resulta llamativo que uno de los acusados, descrito en el atestado policial como personaje destacado entre los movimientos sociales, aquel día ni siquiera estuvo entre los manifestantes”, concluyen diciendo.

La corte policial de Cospedal
Sin embargo, por mucha policía que lleve Cospedal en sus desplazamientos, hasta una veintena de agentes, según denuncia el SUP, dispositivo adelantado en exclusiva por ELPLURAL.COM, no podrá evitar ser abucheada e increpada en todos los pueblos de Castilla-La Mancha o en Madrid o allí donde se dirija. “Su imagen ya está asociada a una de las personas que más rechazo provoca entre la ciudadanía; y eso, difícilmente, se soluciona con guardias civiles y denunciando a quien la recrimine el desmantelamiento y posterior venta de Castilla-La Mancha”, declara a este medio un destacado líder del PSOE.