Un ejemplo de los múltiples agentes de policía que escoltan a Cospedal en sus desplazamientos. Un ejemplo de los múltiples agentes de policía que escoltan a Cospedal en sus desplazamientos.



Nos dijeron de todo, menos bonitos. Nos escribieron cartas; nos amenazaron vía redes sociales; nos acusaron de sensacionalistas, de manipuladores…y todo porque desde ELPLURAL.COM fuimos los primeros en advertir el exceso de celo que ponía el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Jesús Labrador, a la hora de “proteger” a la presidenta de la Comunidad, María Dolores Cospedal, en sus escasos, pero polémicos, desplazamientos por la región. Ahora, meses después, podemos decir que las mismas fuentes que informaron a este periódico de la sobreprotección de la que era objeto la también secretaria general del PP denuncian lo que este medio de comunicación viene recogiendo en sus crónicas a lo largo del último año: Cospedal cuenta con el doble de seguridad que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Problemas en la Comisaría de Toledo
Sí, podemos decir que fuentes del Sindicato Unificado de Policía fueron las que nos pusieron sobre la pista de esta desaforada protección. Y revelamos nuestras fuentes porque hoy (por el miércoles) el secretario saliente del SUP, Juan Hernández, ha sido claro y conciso: El problema de la Comisaría de Toledo es que tiene “veinte funcionarios dedicados a la seguridad de la presidenta regional”. O lo que es lo mismo, 20 agentes que “no se ocupan de la seguridad ciudadana”, ha concretado Hernández.

Una unidad  de antidisturbios solo para Cospedal
Es más, el ya exsecretario castellano-manchego del Sindicato Unificado de Policía aseguraba en la inauguración del Congreso Territorial del SUP que el séquito policial que acompaña a Cospedal “a todos los sitios dona va”, ha concretado, está integrado por una veintena de funcionarios de la Brigada Provincial de la Unidad de Prevención y Respuesta; es decir, veinte antidisturbios escoltan a la presidenta de Castilla-La Mancha allí donde se desplaza, “limpiando” el lugar, dejando expedito los alrededores y frenando cualquier protesta contra la mandataria manchega. Y si esto no basta, entonces, llegan las sanciones del delegado del Gobierno

¿Quién es el fiel Labrador?
Todo esto, según fuentes del Ministerio del Interior, es competencia exclusiva del delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Jesús Labrador, que antes de hacerse cargo de los asuntos de Moncloa, fue consejero de Presidencia del Gobierno de Cospedal, quien se lo quitó de encima para auparlo hasta la Delegación. No solo eso, Labrador es un activo militante y líder del PP castellano-manchego, además de secretario provincial de los conservadores de Toledo, a las órdenes del pluriempleado Arturo García-Tizón. Que esto es ya decir mucho.

¿Por qué no paga Cospedal su seguridad?
Todo este dispositivo contrasta con la decisión del Ministerio del Interior de retirar la escolta a 554 personas y de reducirla a otras tantas, incluidos jueces y destacados políticos, con la consiguiente reincorporación de más de mil agentes a tareas propias de la seguridad ciudadana. Decisión que chirría, y de qué forma con lo aplicado en Castilla-La Mancha, si además incorporamos los agentes apostados en la garita que la mansión familiar de Cospedal tiene en la elitista zona de Los Cigarrales de Toledo. Pero esto es tabú, o si no que se lo pregunten al diputado regional del PSOE José Manuel Caballero que osó hablar de la seguridad de la casa/búnker de Cospedal. Fue expulsado del pleno, amonestado y poco más que repudiado. Mientras tanto, Cospedal sigue utilizando a las Fuerzas de Seguridad del Estado para andar con tranquilidad por tierras de Don Quijote. Las mimas fuentes del SUP  aseguran que Cospedal debería tomar nota de otros presidentes autonómicos que no utilizan de “forma descarada” a la policía, y que si necesitan “protección extra” la pagan de sus bolsillos, o de los presupuestos aprobados por sus respectivos parlamentos.