El presidente de la Diputación de León, Marcos Martínez, d., uno de los 51 detenidos por la Guardia Civil en la trama de corrupción municipal y autonómica, sale detenido de la sede de la Diputación. EFE/Archivo



Marcos Martínez Barazón seguirá siendo alcalde del Ayuntamiento de Cuadros desde la cárcel, donde ha ingresado en condición provisional en el marco de la operación Púnica. El también presidente de la Diputación de León se ha negado a dimitir de sus cargos y los seis concejales de su grupo en el municipio le apoyan, contraviniendo la orden del PP regional.

El PP si podrá destituirle como presidente de la Diputación
Los concejales han rechazado apoyar la moción de censura propuesta por el PP de la región, tras la negativa de Barazón a dejar sus cargos, así que a pesar de ser expulsados del partido con su mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Cuadros permitirán al regidor mantener la Alcaldía. El PP sí podrá destituir a Martínez como presidente de la Diputación de León, institución en la que sustituyó a Isabel Carrasco, asesinada el pasado mes de mayo. Los 14 representantes del partido en la Diputación han confirmado que apoyarán la moción.

El PSOE cree que es una "vergüenza nacional"
El PSOE considera "inadmisible" que Martínez se mantenga como alcalde desde la cárcel y cree que la expulsión del PP de los seis concejales de Cuadros no tendrá efectos prácticos porque los vecinos del municipio tendrán que seguir enfrentándose a la "vergüenza nacional" por la que están pasando desde que se inició la operación Púnica hace una semana, informa EFE.

El nuevo alcalde en funciones será el primer teniente de alcalde, Feliciano Fernández García. Los concejales han alegado las razones de “prudencia” y “presunción de inocencia” para defender su postura.