Entremeses variados.

¿Con qué?

Se puede aprovechar lo que haya en casa para hacer unos entremeses calientes: unos calamares rebozados, pinchos de salchicha con bacon, unos montados de queso al horno, o queso fresco a la plancha o unas verduras a la plancha con sal gorda y aceite de oliva.

Paella marinera.

¿Con qué?

Cuarto de gambas arroceras, algún hueso de pescado y cuarto de chirlas para el caldo; trescientos gramos de arroz –el bomba es muy bueno pero más caro-cuarto de atún o bonito, una cebolla, dos dientes de ajo pelados, un pimiento verde, dos tomates maduros, aceite de oliva, sal y colorante.

¿Cómo?

En una cazuela se hace el caldo con abundante agua, las gambas, los huesos de pescado y las chirlas. Una vez que hierva se sacan las gambas y las chirlas y se pelan, las cabezas de las gambas se vuelven al caldo y se deja que hierva más tiempo. En una paella se sofríe en aceite de oliva los dos dientes de ajo, la cebolla y el pimiento muy picados, cuando están transparentes, se echan los tomates cortados en rodajas, pelados y sin pepitas, se añade el atún cortado en dados, las gambas peladas y las chirlas sin conchas. Cuando el atún ha cogido color, se echa el arroz para que se sofría un poco con todos los ingredientes y se le añade el colorante al gusto; se vierte caldo -a razón de dos medidas por una de arroz según el tipo de grano usado-. Cuando está cocido, alrededor de dieciocho minutos, se tapa la paella, se deja reposar unos 3 minutos y se sirve.

Fruta exótica, piña fresca cortada en rodajas con unas rajas de mango.