Los precios de los carburantes han vuelto a bajar en la última semana y se sitúan en mínimos anuales, al caer levemente en el caso de la gasolina, un 0,08 %, y en el del gasóleo, un 0,18 %, en la semana previa a la Semana Santa, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE).

Con esta caída la gasolina se vende a 1,22 euros el litro y supera el mínimo anual que marcó la semana pasada, mientras que el gasóleo vuelve a marcar el precio mínimo que ya alcanzó el 26 de febrero de este año, que es de 1,1219 euros.
Tanto la gasolina como el gasóleo están más baratos que hace un mes, un 0,65 % y un 0,27 %, respectivamente.
Desde principios de año, la gasolina ha bajado un 1,77 % y el gasóleo, un 1,48 %.
La gasolina se encuentra actualmente un 0,25 % más barata que hace un año y el gasóleo un 2,17 %.
Los precios están aún lejos de los máximos registrados en septiembre de 2012, un 19,84 % la gasolina y un 21,87 % el gasóleo.
Actualmente, llenar un depósito de 55 litros cuesta unos 67,1 euros, si se consume gasolina súper de 95 octanos, y unos 62,09 si se utiliza gasóleo de automoción.