Los trabajadores empleados en subcontratas de Telefónica-Movistar, que llevaban una semana encerrados la sede del Mobile World Centre de la plaza de Catalunya de Barcelona, han llegado a un acuerdo con la empresa este sábado por la mañana, y han abandonado su encierro tras firmar un acuerdo que pone fin al conflicto. Estos trabajadores llevaban casi dos meses en huelga para mejorar sus condiciones laborales.

Con la firma del acuerdo, se ha evitado la ejecución de la orden judicial de desalojo de la tienda situada en Portal de l'Àngel, en pleno centro de la ciudad. El pacto alcanzado entre la patronal y los sindicatos, en el que ha participado también Telefónica, prevé mejoras como el fin de las penalizaciones económicas, la aplicación del convenio colectivo a los trabajadores, la revisión de los criterios de productividad y la revisión de los horarios, entre otras cuestiones.

También contempla la apertura de una mesa de negociación con las empresas subcontratistas y Telefónica, en la que se tratarán asuntos como la necesidad de limitar a 40 horas la jornada laboral de los subcontratados, que denuncian que trabajan 10 y 11 horas diarias con sueldos bajos, y de garantizar dos días de descanso por semana. Además, la mesa, en la que estará presente también el comité de huelga, abordará una cuestión básica para los trabajadores, como la petición de que se controlen los niveles de subcontratas.

El acuerdo ha sido suscrito tras una reunión en la que han participado el director general de Telefónica en Cataluña, Kim Faura, el abogado de los trabajadores, y una delegación de Barcelona en Comú, encabezada por Ada Colau, probable nueva alcaldesa de la ciudad. La propia Colau visitó a estos trabajadores el pasado viernes.

La primera reunión de la mesa de negociación se reunirá previsiblemente entre el martes y el jueves de la semana que viene en el Colegio de Abogados de Barcelona.