Abertis ha cerrado el ejercicio 2017 con un beneficio de 897 millones de euros, un 13% superior al de un año antes, y ha superado por primera vez en su historia los 5.000 millones de euros en ingresos.

La concesionaria de autopistas, marcada por la batalla de opas y por el relevo de Francisco Reynés por José Aljaro, ha explicado que el crecimiento ha sido impulsado "por la mejora del margen operativo y por la mayor aportación del negocio en Francia e Italia, tras un amplio plan de compra de participaciones minoritarias".

Los ingresos del grupo superaron en 2017 por primera vez en su historia los 5.000 millones de euros, en concreto se situaron en los 5.323 millones de euros, lo que supone un aumento del 13% respecto a los conseguidos un año antes, tras el aumento del tráfico y la incorporación al perímetro de nuevos activos. En España el tráfico aumentó un 3,9%, aunque el mercado en el que más avanzó fue India, un 9,6% más, según anuncia la compañía, este miércoles, en rueda de prensa.



Compras en Francia, Italia, India y Brasil
Abertis ha registrado unos ingresos históricos el pasado año también en su inversión en crecimiento, que alcanzó las cifras más altas de la compañía, con más de 3.600 millones de euros. De ese importe, cerca de 3.000 se dedicaron a crecimiento inorgánico: adquisiciones en Francia e Italia, compra de dos autopistas en India y la adjudicación de ViaPaulista en Brasil.


El director general de Abertis, José Aljaro (en el centro) en la presentación de resultados 2017. ElPlural

El relevo de Reynés por Aljaro
Los resultados se conocen un día después de conocerse el relevo de Francisco Reynés por José Aljaro como director general. Reynés deja el cargo tras ser nombrado presidente ejecutivo de Gas Natural Fenosa. 

En su despedida, hoy, ante los medios, Francisco Reynés, ha dicho que se va "triste, pero a la vez con la satisfacción de que la compañía queda en las mejores manos y en el mismo equipo".

José Aljaro (Córdoba, 1961) es licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE y cuenta con una extensa trayectoria en Abertis, a la que se incorporó hace 12 años y donde era hasta su nombramiento, como director general, responsable del departamento financiero.

Abertis vive actualmente una guerra de opas, en la que los accionistas elijan si su nuevo dueño será ACS, de Florentino Pérez, o es la italiana Atlantia. Este martes, la Comisión Europea dio luz verde a la oferta de ACS, a través de su filial alemana Hochtief, para hacerse con la concesionaria de autopistas. Ahora, será la CNMV la que tendrá que autorizar la operacion. Sobre las opas, Aljaro ha dicho que "dependerá de los accionistas" y de la mejor oferta económica. "Cuanto más mejor", ha subrayado.

Gestión de deuda
En 2017, Abertis mantuvo su política de gestión de la deuda orientada al alargamiento de vencimientos y la reducción de los costes de financiación. El coste medio de la deuda consolidada del grupo se ha reducido desde el 4,8 % hasta el 4 % y el coste de la deuda corporativa pasó del 3,1 % en 2016 al 2,1 %.

La deuda neta consolidada se situó en diciembre de 2017 en 15.367 millones, frente a los 14.377 millones en 2016, debido principalmente a las inversiones de crecimiento orgánico e inorgánico del grupo.

El grupo ha acumulado ahorros de más de 400 millones de euros en los últimos tres años y ha cumplido su política de creciente retribución del accionista con un crecimiento del dividendo del 10 % anual y, en los últimos tres años, se han devengado 2.166 millones de euros en dividendos.

Cataluña
Preguntado sobre el cambio de sede social tras la salida de Cataluña y si pudiera haber un cambio en ese sentido, Aljaro ha dicho que "es demasiado pronto" para pronunciarse sobre este asunto.

Hispasat
En cuanto a la compra del 32% de Hispasat, para lo que Abertis está pendiente de recibir la autorización del Gobierno, José Aljaro ha descartado un "uso político" por parte del ministro de Economía, Álvaro Nadal.

"Se presentó la autorización al ministerio (por Eutelsat), dijo que estaba incompleta y estamos trabajando para volver a presentar todos los documentos", ha explicado Aljaro, quien ha apuntado que a juicio de Economía faltaba determinada información sobre qué va a pasar con posterioridad a la transferencia de las acciones. El nuevo director general de Abertis ha asegurado que no cree que se esté intentado frenar el proceso de opas sobre la compañía porque se trata "de un ministerio y de personas profesionales y serias".