El fundador, de John Lee Hancock, indaga en la figura de Ray Croc (que aquí interpreta Michael Keaton, nominado al Oscar por Bird), que, por una argucia legal, se hizo con la idea y los derechos del puesto de comida rápida que montaron en los años 40 los hermanos McDonald, Richard y Maurice. Un exitoso puesto de hamburguesas de la pequeña población de Arcadia (California) acabó, así, convirtiéndose en una de las mayores cadenas de alimentación del planeta, icono de nuestro tiempo. Pero su expansión no estuvo en manos de sus ideólogos, que inocentemente se desprendieron de ella en favor de quien le daría un giro radical como modelo de negocio.Hoy existen casi 40.000 McDonald's en 118 países.

De héroe a villano

Así, Hancock, hasta entonces un vendedor de batidoras cincuentón con los sueños y la autoestima hechos puré, construyó uno de los imperios más sonados del siglo XX. Con la estructura clásica del relato del hombre hecho a sí mismo y gracias a la interpretación de Keaton, en esta cinta se explica la evolución del magnate, de un personaje con ansias emprendedoras a un individuo detestable, llegado a ese punto final por un combinado de falta de escrúpulos y ambición desmsurada.
En el reparto de El Fundador, que es también una mirada ácida sobre el llamado sueño americano, también figuran Laura Dern (Star Wars: Episodio VIII); a B.J. Novak (Al encuentro de Mr. Banks); o Patrick Wilson (Expediente Warren 2).