Bankia ha sorprendido a primera hora de la mañana con un anuncio  de una enorme transcendencia: devolverá todo el dinero a los accionistas minoritarios que acudieron a la salida a Bolsa en julio de 2011, y además les pagará un interés de un 1% de intereses por cada año transcurrido desde la inversión hasta la devolución. Tras el anuncio las acciones se dispararon en Bolsa y llegaron a subir un 5%, liderando las subidas y ayudando al Ibex 35 a superarlos 8.200 puntos. Si tenemos en cuenta que los bancos pagan un 0,9% por una cuenta de ahorro tipo medio, sin duda alguna la decisión de Bankia es un 'ofertón' en toda regla, habida cuenta de que el proceso de reclamación y devolución será gratuito y todo el mundo se ahorra los costes judiciales, tanto los inversores como la propia entidad.

También a quienes hayan vendido
Según se informa en un comunicado, Bankia devolverá a los accionistas minoritarios el importe íntegro de su inversión inicial a cambio de la devolución de las acciones. En caso de que los títulos se hayan vendido, se les pagará la diferencia entre lo invertido y lo obtenido con la venta. Además, en ambos casos se les abonará unos intereses compensatorios del 1% anual por el tiempo transcurrido hasta la restitución de la inversión. Al ofrecer una compensación incluso a quienes hayan vendido las acciones, la oferta de Bankia es imbatible ante una demanda judicial larga y costosa.
El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, señala que "este proceso es positivo por varias razones: en primer lugar, ofrece una salida a los inversores de forma rápida, pues recuperarán sus fondos en un plazo que estimamos no supere 15 días desde que lo soliciten; en segundo lugar, se ahorra dinero, porque se evita el proceso judicial o se reducen los procesos ya iniciados".

Fin a una pesadilla judicial y de imagen
Desde que el Tribunal Supremo rechazara hace unas semanas dos recursos presentados por Bankia contra sentencia favorables a accionistas minoritarios, la entidad rescatada por el Estado tenía todas las de perder porque el Supremo sienta jurisprudencia. La decisión del Supremo fue un jarro de agua fría para los gestores del banco, quienes anunciaron que habían provisionado más de 1.400 millones de euros para éstas y otras reclamaciones (preferentes). Sin embargo, Bankia, símbolo en su día para la opinión pública de lo peor del sistema financiero, ha adoptado una decisión inteligente. En primer lugar, porque le permite ahorrarse mucho dinero en costas judiciales y, sobre todo, porque cierra uno de los episodios que más han desgastado la imagen del banco. Y Goirigolzarri, presidente de Bankia tras la dimisión/destitución de Rato quiere dar por cerrada esa etapa. Y esa imagen.

Proceso de devolución
En la página web de Bankia ya está disponible el modelo de solicitud y reclamación que, una vez que se haya cumplimentado, solo hay que presentarlo en una oficina de la entidad. En el caso de que las acciones se compraran o vendieran a través de otro banco distinto, además de la solicitud se debepresentar el extracto de la cuenta de valores en el que se detallen los movimientos de las acciones.
En el caso de haber presentado una demanda, el accionista minoritario puede adherirse también al acuerdo y, una vez que haya recuperado el dinero, firmará un acuerdo con Bankia por el que deiste del proceso judicial.