Hermann Tertsch y Elisa Beni en 13TV



La cadena de televisión episcopal, 13TV, dedicó su espacio La Marimorena de este domingo a hablar de una presunta agitación de los medios contra el PP y su prensa, una denuncia en la que estuvieron muy presentes los ataques contra el Gran Wyoming .

Una gran oportunidad perdida
El tertuliano Hermann Tertsch se erigió allí en portavoz de esa denuncia. Tenía una excelente oportunidad de disculparse por el dinero público de los madrileños que tiró en su cruzada particular contra Wyoming, pero lejos de eso recuperó su denuncia de que le habían puesto en el disparadero con un montaje humorístico que según él no quedaba claro que fuera una broma.

“Agitación e incitación a la violencia”
Según Tertsch, Wyoming le ganó el juicio porque “es quien es este país” y “puede quebrar laSexta que ya la saca el señor Lara a flote para que insulte a los votantes del PP”. Aseguró que su caso refleja “la perfecta impunidad a la hora del hostigamiento de los periodistas que no les gustan”. “Aquí hay una serie de cadenas y sobre todo una serie de programas que se dedican a algo que está prohibido en muchos países de nuestro entorno, que es la agitación y la incitación a la violencia contra las instituciones y su descrédito”, apuntó en otro momento.

Beni se gana el enfado del ‘moderador’…
En el espacio también estaba Elisa Beni, periodista que ya ha sido objeto de alguna campaña de la ‘caverna’, que defendió los espectadores de Wyoming saben que están ante un programa de humor. El moderador del programa, Carlos Cuesta, no dudó en secundar las posturas de Tertsch: "Yo no he abierto la boca mientras que estos señores se dedicaban permanentemente a una mofa sobre algunas de las personas que estamos aquí (…) y están diciendo que toda la derecha es facha y que está justificado levantarse contra el Gobierno".



“En primer lugar, como estás moderando... ¡no me hostigues!", reclamó Beni, pero Cuesta también estaba desatado. “Si hubieras visto el programa sabrías que yo intervengo”, apuntó el moderador visiblemente molesto.

…y unas horas después de Tertsch a través de las redes sociales
Pero la cosa no quedó ahí, porque Tertsch ha retomado el asunto este lunes desde su cuenta de Twitter difundiendo por las redes una foto de Beni –que bien podía haber sido tomada por él mismo o por otros de los tertulianos sentados frente a la periodista– con la siguiente apostilla: “La izquierda intelectual española”. Sus seguidores no tardaban en entrar al trapo, con comentarios de este tipo: “Que fea. Dale ánimos a las maquilladoras de mi parte”.

La propia tertuliana intervenía para mandarle un mensaje bastante explícito a Tertsch.


 

Por su parte, Tertsch siguió mandando emails insultantes claramente dirigidos a su compañera de tertulias, eso sí, sin citarla.