Las caras de Sergio Martín, sobretodo, y de María Casado, reflejaban mejor que las propias de los políticos del PP lo que estaba sucediendo en la noche electoral. Un poema. Una noche en la que todo iba tan mal como podía ir. Al final, el recuento de espectadores confirmó que las urnas televisivas habían dado en la noche electoral en efecto una victoria muy importante a la 'nueva televisión', la que ha supuesto laSexta.

TVE, la mitad de share que La Sexta
En concreto, el especial, en el que se unieron simultaneándose "Al Rojo Vivo" y "El Objetivo", dio a la 'segunda marca' de A3Media la victoria con un 16% y 2.422.000 espectadores. Nadie siquiera se acercó a esas cifras entre los que apostaron por la política. La 1, en concreto, quedó justo a la mitad, con un 8% y 1.373.000 seguidores, mientras la propia 'casa madre' de la Sexta, Antena 3, apenas superaba el millón de seguidores (1.050.000) y sumaba un 6% de audiencia.



Lo que sucedió en la pública tiene explicación. Más allá de que por primera vez en lustros habrían renunciado a su estrella, Ana Blanco, 'castigada' quizás porque sus audiencias en el TD de las 9 son cada vez peores (posiblemente como reflejo de su falta de sintonía con 'los sapos' que le hacen tragar), el equipo formado por el inefable Sergio Martín y María Casado no trasmitían ni química televisiva, ni credibilidad periodística.

El hombre en la sombra, y el 'doble pecado'
Eso.., y su descarada falta de tensión informativa, seguramente aumentada por quien estuviera ejerciendo el control en el asiento central de la sala de máquinas, Gundín. Así, en TVE cometieron un 'doble pecado' que les retrató.

Por un lado, mantuvieron la aburrida retahíla del goteo de datos que daba la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, mientras Ada Colau se convertía en la primera ganadora de la noche en saltar al 'plató' de los escenarios en directo para anunciar su victoria en Barcelona. Mientras la Sexta no dudaba en abrir su pantalla para la novedad, TVE tardó unos interminables minutos en saltar a ella desde la rutina oficial. Y en este caso perdedora.

Y la prueba de que no sólo había torpeza en estas decisiones llegó minutos después. Cuando en TVE insistieron en aferrarse a Esperanza Aguirre y su discurso de perdedora, mientras se justificaba, ignorando que ya estaba hablando quien quizás era 'el personaje de la noche', Manuela Carmena, la candidata de Ahora Madrid, que acababa de arrebatarle casi con toda seguridad la alcaldía de la capital en uno de los cambios más trascendentes de los que se produjeron en la noche electoral.

Las comparacione son odiosas
Y lo peor para TVE es que basta con mirar atrás para ver que no siempre fue así... Hubo una época muy cercana en la que la pública era la referencia informativa para los españoles. De hecho hace sólo cuatro años, en las pasadas elecciones autonómicas y municipales, TVE fue líder de audiencia.

Con Fran Llorente dirigiendo el equipo, y con Ana Blanco, Ana Pastor y Pepa Bueno ante la cámara, TVE tuvo 2.337.000 espectadores, y un 14,4 de cuota de pantalla. Antena 3 quedó entonces en un 6,5 con 1.072.ooo espectadores... Han pasado sólo cuatro años, pero para la televisión pública parece una eternidad.

Las redes, ni perdonan, ni olvidan...
Y es que por desgracia, todo apunta a que TVE tiene aún muchas noches que perder, antes de recuperar el rumbo de la apuesta por la política informativa rigurosa y con tensión. En las redes sociales lo reflejaban claramente...

Enhorabuena a @laSextaTV por su especial elecciones de ayer. No sólo es medio de una competencia torpe, por no hablar de lo de @tve_tve


— Álvaro Sánchez León (@asanleo) Mayo 25, 2015

 

El especial #elecciones de Sergio Martín en @La1_tve mientras ocurre el batacazo del PP es para verlo con copa de vino y acariciando un gato


— Jorge Gar (@jorge_jungle) Mayo 24, 2015

 

Denunciad la manipulación informativa del programa de TVE especial Elecciones.


— Pepe Miralles (@1pepemiralles) Mayo 24, 2015

 

Al loro: @AlfonsoRojoPD entre los invitados en el especial de @tve_tve para estas elecciones. Acojonante. https://t.co/cOhI33YyTF


— Albert #PaísValencià (@Gafas_y_reloj) Mayo 24, 2015